Obesidad, estrés y embarazos adolescentes.

La Encuesta Nacional de Salud Infantil del Hospital C.S. Mott de Niños indica las diez mayores preocupaciones relacionadas con la salud en 2010. La mayoría de los adultos que califican la obesidad infantil, el estrés y los embarazos de adolescentes como grandes problemas de salud piensan que estos se están agravando


Las estadísticas nacionales más recientes sobre la obesidad muestran que la prevalencia de la obesidad infantil está nivelándose. Pero según un informe divulgado hoy por la Encuesta Nacional de Salud Infantil del Hospital C.S. Mott, de la Universidad de Michigan, la preocupación pública acerca de la obesidad infantil sigue siendo grande. Por tercer año consecutivo los adultos en Estados Unidos califican la obesidad infantil como el mayor problema para la salud de los jóvenes.


     En mayo de 2010 la Encuesta pidió a 2.064 adultos que calificaran 20 problemas diferentes de salud infantil para los niños que viven en sus comunidades. Las 10 principales preocupaciones sobre la salud de los niños en EEUU en 2010 y los porcentajes de adultos que las califican como un %u201Cgran problema%u201D incluyen:


        1. Obesidad infantil, el 38 por ciento


        2. Abuso de drogas, el 30 por ciento


        3. Tabaquismo, el 29 por ciento


        4. Peligros en Internet, el 25 por ciento


        5. Estrés, el 24 por ciento


        6. Abusadores, 23 por ciento


        7. Embarazo adolescente, el 23 por ciento


        8. Abuso y negligencia de los niños, el 21 por ciento


        9. Abuso de alcohol, el 20 por ciento


       10. Insuficientes oportunidades para la actividad física, el 20 por ciento


  A los adultos que calificaron las preocupaciones de salud como grandes problemas también se les pidió que indicaran si, en su percepción estos problemas están mejorando, siguen estando en los mismos niveles o están empeorando. El cincuenta y siete por ciento de los adultos que calificaron la obesidad infantil como un gran problema para los jóvenes opinó que %u201Cestá empeorando%u201D.


        %u201CLos datos nacionales que muestran que las tasas de obesidad infantil estaban nivelándose se recolectaron en 2007 y 2008. Las perspectivas que vemos en esta encuesta en 2010 pueden reflejar nuevos cambios en las tasas de obesidad que los adultos notan en comunidades en todo el país%u201D dijo Matthew M. Davis, director de la encuesta y profesor asociado de pediatría y medicina interna en la Unidad de Evaluación e Investigación de Salud Infantil de la Escuela de Medicina en la UM. %u201COtra posibilidad es que las preocupaciones crecientes puedan reflejar las mayores preocupaciones del público acerca de las consecuencias de la obesidad para la salud de los niños, tales como la diabetes, la enfermedad cardiaca, los problemas de respiración y para dormir, y la artritis%u201D.


        El abuso de drogas y el uso de tabaco son preocupaciones importantes como problemas de salud infantil en esta encuesta, aún cuando los datos nacionales más recientes también indican que hay disminución del uso entre los adolescentes.


        %u201CLos altos niveles de preocupación pública acerca del abuso de drogas y el uso de tabaco por parte de los niños y jóvenes puede reflejar los esfuerzos de salud pública de más largo plazo para desalentar el uso de sustancias entre los jóvenes y las consecuencias, claramente negativas, del uso de estas sustancias%u201D, dijo Davis. %u201CDespués de todo las campañas contra el uso de drogas ilícitas y contra los cigarrillos han estado activas a esta altura por un par de generaciones. En comparación la batalla contra la obesidad infantil, realmente, recién empieza%u201D.


        El estrés infantil subió del octavo lugar en la lista de los diez mayores problemas de salud infantil en 2009 al quinto en 2010. Entre los adultos que califican el estrés como un gran problema de salud para los jóvenes, el 56 por ciento cree que el estrés para los niños y adolescentes están empeorando.


        %u201CLos niveles de estrés entre los niños pueden relacionarse con los problemas económicos que enfrentan sus familias en la recesión económica y la lenta reactivación%u201D, dijo Davis, quien también es profesor asociado de política pública en la Escuela Gerald R. Ford de Política Pública de la UM. %u201CEl  hecho de que el estrés ahora aparece más alto en la lista de los problemas de salud infantil nos recuerda que la mayoría de los problemas en la lista son de naturaleza psicológica o de comportamiento. A menudo los legisladores se ocupan de las preocupaciones económicas de los adultos. En cambio en tiempos como los que corren el estrés de los niños puede quedar afuera del radar de quienes dirigen las políticas%u201D.


        Davis, que también es pediatra de atención primaria, dice que las necesidades y estrés que tienen los niños podrían requerir más esfuerzos de parte de quienes abogan por la salud infantil y una atención más cuidadosa de los médicos clínicos.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Fumar ocasiona riesgo para contagiarse de COVID- 19 y favorece el daño pulmonar grave.

LaSalud.mx.- Para impactar a diez millones de personas mediante la colocación de imágenes en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *