Los problemas de la fragmentación del sistema de salud en México en la atención a pacientes con cáncer de pulmón

El pasado 16 de noviembre de 2022 tuvo lugar el foro Avanzando juntos frente al cáncer de pulmón en México. Fue moderado por la Dra. Rosa Estela Juárez Pérez del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI.

En el Consejo de la Unión, la Senadora de Durango, Lilia Margarita Valdéz Martínez, Presidenta de la Comisión de Salud de Durango, inauguró el foro y compartió que “el cáncer es una enfermedad que cada vez nos gana terreno. La ciencia y la tecnología nos dan esperanza, pero los casos de cáncer nos desmotivan”.

Si bien los avances en los tratamientos contra el cáncer han traído grandes beneficios a los pacientes con esta enfermedad; no todo se puede solucionar. La educación y concientización frente a este tema, son ejes vitales para el tratamiento; no sólo cuando ya se ha diagnosticado, sino en el tema de prevención, aseguró.

Tras la inauguración, el Dr. Óscar Arrieta, del Instituto Nacional de Cáncer (INCan), compartió la ponencia Avances del decálogo para mejorar el abordaje de cáncer de pulmón en México. “Lo más grave a nivel global es que el 65% de todas las muertes por cáncer van a ser en países que se encuentran en vías de desarrollo, como es el caso de Latinoamérica”, compartió.

Las estadísticas cumplen un valor ilustrativo que se vuelve alarmante en el campo de la salud, y el caso del cáncer de pulmón no es la excepción a la regla: “para el 2030-2035 se espera duplicar este número de muertes por cáncer, la mayoría de las cuales serán en países con esta misma condición de desarrollo”, ilustró el Dr. Arrieta.

El sistema de salud mexicano presenta un gran problema de fragmentación, esto genera afectaciones masivas, principalmente en el decálogo que compartió el Dr. Arrieta:

  • La prevención es muy importante. Uno de los principales factores del cáncer de pulmón es el tabaquismo; sin embargo, en México el 40% de pacientes son no fumadores. Para este punto, se requiere reconocer al tabaquismo como una enfermedad y no asumirlo como un hábito, propiciando la generación de clínicas para atenderla.
  • La detección temprana eleva la expectativa de sobrevida y se puede hacer mejorando el traslado oportuno de pacientes a centros de segundo y tercer nivel para iniciar sus tratamientos, también potenciando el tamizaje de pulmón.
  • La referencia a centros de tercer y segundo nivel también es un tema a tener en consideración. Un paciente promedio tarda aproximadamente 7 meses en recibir el tratamiento adecuado.
  • El tratamiento personalizado para todos los pacientes también tiene sus complicaciones. La intervención de la industria farmacéutica genera un conflicto de intereses y cuando un biomarcador deja de ser financiado, se pierde una tecnología para el tratamiento del cáncer. En conjunto con el INSABI se busca crear un laboratorio de medicina genómica para evitar este problema.
  • Se requiere descentralizar y capacitar al personal médico para propiciar una mejor atención a pacientes con cáncer.
  • Además, contar con el medicamento correcto se vuelve complicado porque son caros y de difícil acceso. Optimizar los productos, negociar para tener mejores tratamientos y cambiar los medicamentos para seguirlos evolucionando es la solución más adecuada.
  • El tratamiento homogéneo, justo y equitativo es urgente en todo el país. En el Consejo de Seguridad buscan homologar todos los protocolos en el tratamiento del cáncer.
  • La consideración a la radioterapia debe comprender el requerimiento de una política nueva, debido a que estas son pilares muy importantes en el tratamiento de cáncer de pulmón.
  • La investigación es algo que debe potenciarse para incrementar la efectividad de tratamientos y diagnósticos.

En su aportación, la Dra. Marisol Arroyo del INCan dictó su ponencia Homologando la atención integral del cáncer de pulmón a través del uso de guías de prácticas públicas. “El diagnóstico temprano es difícil en el cáncer de pulmón, pero es crucial para reducir la mortalidad. Los retrasos en el diagnóstico pueden ser un factor contribuyente a la alta frecuencia de enfermedad en etapas tardías, así como en el avance de la mortalidad”, dijo.

Como es sabido, el proceso de un paciente con cáncer suele ser muy largo, no sólo por la falta de optimización en los sistemas de salud pública, sino por todo lo que conlleva el mismo. “Existen distintos pasos a lo largo del diagnóstico de cáncer de pulmón. En las que se involucra la atención primaria, secundaria y terciaria”, enfatizó.

Te puede interesar…

“En cada paso existen diferentes limitantes en nuestro país. Esto genera un promedio de entre 4.7 meses en países de primer nivel; en México este promedio asciende a 7 meses”. Por ello, las guías de práctica clínica en oncología están basadas en tres puntos: la prevención, en la que se reconoce qué factores y/o pacientes pueden estar en riesgo de padecer la enfermedad.

En segundo lugar, está el diagnóstico, que busca que los médicos tengan la capacidad de reconocer pacientes que pueden tener esta afectación. Finalmente, la referencia temprana, donde el médico de primer nivel de atención es consciente de que se requiere prontitud mediante el uso de algoritmos presentados en las mismas guías.

La participación de la Dra. Karla Paola Sánchez Ríos, del INER, incluyó la ponencia titulada Impulsando la detección oportuna del cáncer de pulmón en México, en la cual habló de los requerimientos del país frente a la enfermedad. “Para lograr un diagnóstico oportuno se necesita trabajar en programas de tamizaje eficientes, mantener una lucha intensa contra el tabaco, así como con otros factores de riesgo, difusión en sospecha y abordaje. Así, estamos gestionando un equipo multidisciplinario, ofreciendo capacitación en conocimientos médicos; implementando respuesta asistencial, continuando con el compromiso de detección de enfermedades respiratorias”.

Por su parte, la Dra. Rosa Juárez compartió los resultados del estudio ¿Cuánto cuesta el cáncer de pulmón? Generando evidencias para mejorar políticas públicas, en la que apuntó que “el 98% de los pacientes del área de oncología del Centro Médico Siglo XXI, han iniciado su expediente por servicio de tórax”.

En un estudio realizado con una muestra de 30 pacientes que ingresaron el mismo día. Estos dedujeron que, por paciente, considerando cuatro ciclos de tratamiento con un costo estimado de $68,818, más estudios con un total de $11,124; laboratorios en una cifra de $3,930, procedimientos y hospitalización $42,851. El costo total promedio con estas características, fue de $144,758. Cabe resaltar que el 50% de los pacientes de este estudio fue reportado como finado.

Para cerrar el programa, se presentó una mesa de discusión, titulada Sumando esfuerzos en el abordaje de cáncer de faro, moderada por el Dr. Jorge Arturo Alatorre Alexander, en la cual participaron la Dra. Laura Hernández, el Dr. Fernando Aldaco Sarvide, la Dra. Marisol Arroyo, la Dra. Rosa Estela Juárez Pérez y la Dra. Maritza Ramos.

Dr. Alatorre – Dra. Laura, ¿cómo llega un paciente después de que un médico le da el diagnostico?

Dra. Hernández – Muchas veces ni siquiera saben qué significa su diagnóstico. Como organización incentivamos la comunicación con su médico para resolución de dudas, para mantenerse informados y hacerlos responsables de su enfermedad, no en el sentido de culpa, sino de tomar acción respecto a la enfermedad.

Dr. Alatorre – Dra. Marisol y Dra. Maritza, ¿qué les podríamos recomendar a los doctores y cuáles son los retos para ver si, a través de este foro, podemos hacer esta concientización?

Dra. Arroyo – Falta información, no solamente al paciente, también a los médicos. En el caso de los pacientes, es necesario abordarlos, porque difícilmente se acercan debido al estigma en cuanto al tabaquismo, aunque no es la única razón, los pacientes sí fumadores sienten cierta culpa y pena al buscar la atención. Intentamos borrar este estigma de la sociedad.

Dra. Ramos – Yo creo que todavía tenemos muchas barreras; nos falta mucha educación hacia nuestros médicos, con esto optimizar el tratamiento. El cáncer de pulmón todavía es un tema tabú en la sociedad.

Dr. Aldaco – El problema es muy complejo, entre ellos la falta de funcionamiento; el 95-96% de las personas con cáncer de pulmón se tienen que tratar en el sector público porque no pueden permitirse un tratamiento. Nos quedamos cortos en equipo, el servicio de salud pública está sobrepasado, Se requiere crear un programa que regionalice el diagnóstico oportuno; para maximizar los recursos con alta prevalencia de cáncer de pulmón.

Dr. Alatorre – Dra. Juárez, Dr. Aldaco, ¿qué pasa en hospitales donde se requiere de un sistema de referencia?, ¿qué retos han visto?

Dra. Juárez – El tema de la capacitación en primer nivel es muy importante, si el médico no piensa en el diagnóstico, todo se complica. Para poder llegar al tercer nivel, se necesita pasar por otros dos primero, perdiendo mucho tiempo que es vital en estos casos. Muchas veces, los pacientes que pueden financiarlo, optan por ir al sector privado. La solución, a mi parecer, está en saltarse los niveles y que el paciente pueda acceder más rápido al tercer nivel.

Dr. Aldaco – El problema es que, en México, el financiamiento es muy escaso. Saltar los niveles de atención sólo generaría una saturación en el sistema.

Dr. Alatorre – El mensaje que queremos que se quede es que el cáncer de pulmón es un problema de salud que se puede diagnosticar de forma temprana en pacientes asintomáticos de riesgo. Requerimos hacer equipo entre todos para poder optimizar dicho dictamen y ofrecer a los pacientes lo que se merecen, considerando que hay muchas opciones para tratarlo hoy en día.

DC

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cofepris desarrolla método para analizar sustancias que contienen los vapeadores

La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.