Análisis genético de los tumores y la inmunooncología han prolongado la esperanza y la calidad de vida en algunos grupos de pacientes con cáncer de pulmón

En la actualidad el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por esta enfermedad en España. En 2021 se registraron en nuestro país 23 mil fallecimientos por tumores de pulmón, lo que representa el 20,3% de las muertes por cáncer, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

La inmunooncología y las terapias dirigidas han prolongado la esperanza de vida en algunos grupos de pacientes. “Durante más de 30 años, no se ha aprobado ningún fármaco con efecto claramente beneficioso para los pacientes con cáncer de pulmón y la única opción de tratamiento era la quimioterapia. La llegada de la inmunoterapia y la oncología de precisión o terapias dirigidas suponen un cambio de abordaje y una gran noticia para los pacientes de cáncer de pulmón de células no pequeñas, una población para quienes hasta ahora había pocas opciones de tratamiento”, apunta Miquel Balcells, director médico de la biotecnológica Amgen para España y Portugal.

La oncología de precisión comenzó su andadura hace dos décadas y consiste en administrar un tratamiento personalizado basado en el análisis genético del tumor de cada paciente. Por su parte, la inmunoterapia es más reciente -los estudios se circunscriben a la última década-, y se basa en estimular el sistema inmunitario del enfermo para que identifique las células cancerígenas y acabe con ellas o detenga su crecimiento.

Gracias a los avances científicos y al descubrimiento de diferentes alteraciones genéticas asociadas a este tumor, los pacientes pueden beneficiarse de la oncología de precisión, es decir, de tratamientos más eficientes, que han mejorado notablemente la curación y están impulsando tasas de supervivencia impensables hace muy pocos años”, comenta Enriqueta Felip, jefa de sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall D’Hebron de Barcelona y nueva presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Te puede interesar…

En el tratamiento del cáncer de pulmón se utilizaban hasta hace unos años tres terapias: cirugía, radioterapia y quimioterapia, comunes, por otra parte, a otros tipos de tumores. Su eficacia dependía mucho del estadio en el que se diagnosticaba la enfermedad, de la ubicación del tumor y de las características del tejido.

En el caso del cáncer de pulmón, los nuevos abordajes terapéuticos han marcado un punto de inflexión, aunque su uso todavía no se ha generalizado. De momento, la inmunooncología se ha comprobado como una opción terapéutica para algunos pacientes (hasta un 30%), pero no funciona en otros.

La inmunoterapia comenzó demostrando su eficacia en pacientes con metástasis que no podían someterse a una intervención quirúrgica. Una investigación del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), el estudio Nadim, publicado en Lancet Oncology, refrendó que el uso de inmunoterapia y quimioterapia antes de cirugía lograba que casi el 80% de los pacientes con cáncer de pulmón localmente avanzado sobreviviera trascurridos tres años del diagnóstico y tratamiento. El GECP calificaba el resultado al hacer público el estudio como “un hito en los registros que teníamos hasta ahora”. Según los especialistas, el uso de la inmunoterapia en fases preliminares, todavía en estudio, es prometedor, pero quedan problemas por resolver. El principal reto reside en averiguar qué hacer con los pacientes en los que la inmunoterapia deja de funcionar.

DZ

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

¿Sabías que la escuela es un entorno donde los niños y jóvenes están más propensos a contraer enfermedades respiratorias?

Durante los próximos días miles de alumnos volverán a las aulas de clase tras dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.