Imagen de la web

Aumentó la búsqueda en internet de síntomas de ataque de pánico y ansiedad

A medida que la pandemia por el nuevo coronavirus se expandía en Estados Unidos, aumentó la búsqueda en internet de palabras relacionadas con ataques de pánico y ansiedad aguda.

Las búsquedas en Google de síntomas de ansiedad que tuvieron lugar desde mediados de marzo hasta mediados de mayo fueron las más altas en la historia del buscador, según investigadores del Centro para la Salud Basada en Datos del Instituto Qualcomm de la Universidad de California en San Diego.

La cadena CNN informó que el estudio fue publicado este lunes en el Journal of the American Medical Association.

En particular, las búsquedas vinculadas a ansiedad y ataques de pánico correspondieron con las noticias principales del tema, incluida la implementación de distanciamiento social a nivel nacional el 26 de marzo y la ampliación de esas medidas el 29 de marzo.

Las consultas también aumentaron el 3 de abril, cuando el presidente Donald Trump anunció recomendaciones sobre el uso de mascarillas; y el 11 de abril, cuando Estados Unidos superó a Italia en el número de muertes por coronavirus.

Los resultados podrían dar a los líderes y a representantes políticos una perspectiva sobre cómo gestionar la percepción de la población general en salud pública, y podrían informar sobre cómo capacitar a las personas en crisis para que busquen ayuda rápidamente, dijeron los investigadores.

“Para algunos, el miedo tiene un efecto adverso mayor en su salud que el COVID-1”, dijo John Ayers, autor principal del estudio y profesor asociado adjunto en la Universidad Estatal de San Diego. “Los resultados pueden ayudar a los líderes a escuchar y pensar de manera integral sobre el costo de algunas de esas medidas”, explicó.

Los investigadores monitorearon la frecuencia con la que las personas buscaban frases como “ataque de pánico”, “ataque de ansiedad”, “¿estoy teniendo un ataque de pánico?”, “signos de ataque de ansiedad” y “síntomas de ataque de ansiedad”.

Los científicos compararon el número total de búsquedas relacionadas con la ansiedad durante los primeros días de la pandemia con datos que se remontan a enero de 2004, y los ajustaron según variables como el crecimiento de la población y el aumento del uso de internet durante las últimas dos décadas.

Te puede interesar:

Científicos confirman el primer caso de reinfección de coronavirus.

México y Noruega trabajarán juntos en vacuna contra COVID-19

En comparación con la tendencia de estos términos de búsqueda antes de la pandemia, el equipo de investigación dijo que cree que la crisis provocó un aumento del 11% en las búsquedas relacionadas con los ataques de pánico durante el período de 58 días.

“En términos prácticos, durante los primeros 58 días de la pandemia de COVID-19 hubo un total estimado de 3,4 millones de búsquedas relacionadas con ansiedad aguda severa en Estados Unidos”, dijo Benjamin Althouse, profesor de la Universidad de Washington y colaborador del estudio.

“Las búsquedas de ansiedad y ataques de pánico fueron las más altas en más de 16 años de datos de búsqueda históricos”, explicó.

El día más alto en términos generales fue el 28 de marzo, un día antes de que se extendieran las medidas de distanciamiento social, día en que las búsquedas de ansiedad fueron un 52% más altas de lo esperado si no hubiera habido una pandemia.

Este estudio se dio a conocer una semana después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) publicaran datos de una encuesta que muestran un incremento en el número de personas que abusaron de sustancias y que consideraban seriamente el suicidio, una tendencia muy marcada en las comunidades negra y latina.

El informe de los CDC incluyó una estadística sorprendente que mostró que una de cada cuatro personas de entre 18 y 24 años había dicho que tuvo pensamientos suicidas en los 30 días anteriores a la encuesta.

Estos nuevos datos podrían ayudar a los funcionarios a diseñar estrategias que beneficien directamente a una persona en medio de un ataque de pánico, y pueden ayudar a los investigadores a identificar dónde y cuándo se está produciendo un mayor estrés emocional.

Los resultados que arrojó Google puede dar una visión más en tiempo real para conocer a las personas donde se encuentren, en comparación con los métodos de investigación más tradicionales, como hacer una encuesta telefónica o inscribir a los participantes en un estudio, explicó Ayers.

“Escuchar al público puede tener un impacto directo”, dijo Ayers. “Vemos personas expresando una necesidad y buscando ayuda. La búsqueda en Internet también es una vía para la intervención”, agregó.

Con información de CNN

SGR

Te puede interesar:

Cuba iniciará ensayos clínicos de su vacuna contra COVID-19

Disminuye la tóxica nicotina en bares y restaurantes del Estado de México

Acerca Redacción

También te puede interesar

El INNN recibe equipo portátil de Rayos X de última generación por parte de la Fundación Gonzalo Río Arronte

LaSalud.mx.- Este potente y compacto equipo permite  su traslado a áreas de difícil acceso o …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *