Ejercicio físico, idóneo para el tratamiento de enfermedades crónicas degenerativas: IMSS Poniente

LaSaludmx.-Las enfermedades crónicas no transmisibles representan un gran problema de salud pública. Éstas constituyen una de las principales causas de muerte y discapacidad tanto en países desarrollados como en desarrollo.

El doctor Jesús Alcantar Ramírez, médico internista adscrito a la jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente, explicó que entre las enfermedades crónicas se encuentran: las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes, enfermedades respiratorias crónicas, entre otras. Resaltó que estos padecimientos están directamente relacionados con el estilo de vida, siendo el sedentarismo, en conjunto con el tabaquismo y la dieta desequilibrada, los principales factores de riesgo responsables de su desarrollo. La falta de ejercicio y el sedentarismo representan factores de desarrollo para los trastornos metabólicos, musculo esqueléticos, psicológicos y pulmonares, lo que en la mayoría de las ocasiones provoca una muerte prematura.

Existe evidencia científica que indica que el ejercicio físico puede ser efectivo en la prevención y tratamiento de estos padecimientos, ya que puede minimizar los síntomas ayudando a un mejor control y calidad de vida, indicó el médico internista del IMSS.

Para que un médico pueda prescribir un programa de ejercicio es necesario que tome en cuenta aspectos como la frecuencia, el tipo, la intensidad y la duración del mismo, tomando en cuenta el historial médico del paciente, así como sus actividades cotidianas y su edad. De acuerdo con la historia clínica, exploración física y búsqueda de comorbilidades del paciente se identifica primeramente el padecimiento para iniciar el tratamiento e intensificar el programa individualizado de dieta, actividad física, terapia cognitiva, conductual y apoyo psicosocial. Por ejemplo: el ejercicio físico ayuda a contrarrestar el sobrepeso y la adiposidad abdominal; por ende, mejora la resistencia a la insulina, disminuyendo la necesidad de medicación en pacientes con hipertensión arterial. 

El especialista también destacó que, en el caso de la diabetes mellitus, el ejercicio aeróbico produce mejores efectos permitiendo un aumento en la captación de glucosa por los músculos esqueléticos. Sin embargo, las actividades intensas son más efectivas para aumentar la sensibilidad a la insulina, por lo que habrá que cuidar la hipoglucemia. Concluyó que, en el IMSS Estado de México Poniente, se  proporciona información sobre estilos de vida saludables, además de orientación acerca de programas de actividad física regular o moderada de acuerdo con el tipo de padecimiento.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Fumar ocasiona riesgo para contagiarse de COVID- 19 y favorece el daño pulmonar grave.

LaSalud.mx.- Para impactar a diez millones de personas mediante la colocación de imágenes en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *