Revisiones médicas periódicas permiten controlar la hipertensión arterial

Para evitar o controlar la hipertensión arterial, especialistas de la Secretaría de Salud, que encabeza la doctora Mercedes Juan, recomiendan a la población revisarse la presión arterial por lo menos tres veces al año, para detectar de manera oportuna cualquier alteración y evitar complicaciones que pueden causar la muerte.

La hipertensión arterial es una enfermedad asintomática que provoca el incremento de la presión arterial por arriba de 140/90, y se presenta en casi 20 por ciento de la población mundial, entre personas de más de 40 años  de edad o que tienen antecedentes familiares.

Su causa está relacionada con factores genéticos, ambientales, así como la diabetes, el tabaquismo, el alcoholismo, la obesidad, la hipercolesterolemia y el sedentarismo.

 Luis Fausto García Mayen, Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Juárez de México (HJM), indicó que la hipertensión arterial también se puede presentar desde la niñez, por alteraciones genéticas o por cardiopatías congénitas.

Recientemente se ha incrementado el número de casos en personas mayores de 20 años  de edad, por lo que es importante que se lleve un estilo de vida más saludable y evitar el sobrepeso, para prevenir su aparición.

Indicó que por lo general, las personas acuden al médico dos o tres años después que de padecen la enfermedad, debido a que por lo general no causa síntomas y la persona no se da cuenta que lo padece.

En el HJM se atienden a hipertensos que presentan complicaciones, como problemas vasculares cerebrales, con hemorragias o infarto cerebral. También a quienes tienen problemas renales o insuficiencia cardiaca.

“Son pacientes complicados que tienen estas patologías agregadas, por lo que la atención es integral, dependiendo de la enfermedad que más predomine”, dijo.

En el sector Salud se fomenta una cultura de autocuidado para que los pacientes no presenten complicaciones, mejorando su calidad de vida.

Rubén Arguero, jefe del servicio de Cardiología del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, explicó que la reducción del consumo de sal, beneficia a los enfermos con disfunción renal o hepática, ya que presentan una incapacidad para procesar adecuadamente el sodio.

Precisó que personas que duermen menos de cinco horas y media, también pueden tener elevación de la presión arterial.

Recomendó acudir al médico cuando se tienen antecedentes familiares, hacer ejercicio de diez a 20 minutos durante cinco días a la semana, dormir bien, no fumar, no beber y no rebasar entre el 15 y 20 por ciento de su peso corporal.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Habitantes de la CDMX, están más expuestos a enfermedades cardiorrespiratorias y pulmonares

Debido a la alta concentración de partículas finas menores a 2.5 micras (PM2.5 µg/m³) suspendidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *