Dr. Luis Carlos Chan Nuñez, presidente de la AMHPB

Avalado por la Americas Hepato Pancreato Biliary Association (AHPBA), del 3 al 5 de julio, el paradisiaco Cancún, Quintana Roo será la sede del 1er Congreso Internacional Hepato Pancreato Biliar, a cargo de la Asociación Mexicana Hepato Pancreato Biliar (AMHPB). El primer foro en el país que busca reunir a todos los médicos generales, cirujanos, gastroenterólogos y personal médico en general, para compartir conocimiento, experiencias e información actualizada sobre los avances más recientes en enfermedades de páncreas, hígado y vías biliares, de lo que nos habló un poco el reconocido galeno Carlos Chan.

Háblenos un poco de la Asociación Mexicana Hepato Pancreato Biliar

Básicamente se refiere a hígado, páncreas y vías urinarias. La cirugía hepato pancreato biliar es una especialidad bien reconocida en Estados Unidos, con un entrenamiento formal, después de Cirugía General hacen un examen que es hepato pancreato biliar, para ver cáncer de páncreas, cáncer de hígado, vías biliares, que es donde yo me formé, en Estados Unidos, en la Universidad de Alabama. Y en México no está del todo establecida esta subespecialidad, pero sí hay muchos cirujanos que se encargan de cirugía de páncreas, se encargan de todo pero no hay una asociación que juntara a este grupo de cirujanos y de médicos.

La Americas Hepato Pancreato Biliary Association tiene muchos años, yo soy miembro del Comité Ejecutivo, son muy incluyentes, desde Canadá hasta Argentina, y hacen un congreso anual en Miami, pero esta asociación tiene capítulos en diferentes países, hay muy pocos, han hecho el capítulo argentino, el capítulo chileno, brasileño y me ofrecieron a mí hace unos años hacer el capítulo mexicano de la AHPB.

Ahora el 3 de julio vamos a iniciar con el primer capítulo de esta Asociación de las Américas, y vienen muchos ponentes de Canadá, Estados Unidos, Sudamérica y México por supuesto, vienen los miembros del Comité Ejecutivo, el presidente de la AHPBA, entre otros, como parte del aval de la Asociación del capítulo mexicano. Y también se me ocurrió a mí desde el año pasado aprovechar y formar una asociación mexicana hepato pancreato biliar que fuera la casa de ese capítulo mexicano, y que tiene una finalidad académica 100%, de difusión y de conocimiento de esta área tan específica, debe de unificar en el país a los médicos interesados en esta área, que hay muchos, pero no estamos organizados en una asociación.

Hay una Asociación Mexicana de Cirugía General que es enorme, hay de todo tipo de especialistas en cirugía, y ésta es más específica a áreas hepato pancreato biliares.

Y hemos empezado de cero para ofrecer nuestro primer congreso, abre en Cancún del 3 al 5 de julio, es el primero del país, el primero de la Asociación Mexicana Hepato Pancreato Biliar y del capítulo mexicano de la AHPBA.

Es un congreso de dos días que está muy bien hecho, hay temas de cáncer de hígado, cáncer de páncreas, cáncer de vesícula; el cáncer de vesícula por ejemplo, es muy frecuente en Chile a diferencia de otros países, entonces tiene factores ambientales, el ponente que va a hablar de cáncer de vesícula viene de Chile, en cáncer de páncreas vienen expertos de Estados Unidos, en trasplante de hígado viene gente de Estados Unidos y gente de aquí, es un programa muy atractivo.

¿A quién va dirigido?

Esto va dirigido a las tres ramas, sí es fundamentalmente de cirugía, pero va dirigido a cualquier médico especialista que esté interesado en esta área, sea radiólogo, oncólogo, internista, médico general, cualquier médico; y hay temas como la pancreatitis aguda, de problemas que son muy frecuentes o de lesiones de vías biliares en cirugía y vesícula, que se ven todos los días, entonces cualquier médico interesado, nosotros estamos totalmente abierto a ser incluyentes al todo el que quiera ir invitado, y a formar parte de la Asociación, no hay requisito para entrar.

¿Cuántos especialistas hay en el país?

En HPB no hay una certificación como en oncología por ejemplo. Con esta asociación vamos a poder saber cuántos hay, porque como no hay un certificado, cualquiera puede decir, a mí me gusta y yo me dedicó a eso, hay gente que está certificada en Estados Unidos, que hizo su entrenamiento en Estados Unidos. Como no hay un certificado, se trata de saber quién tiene experiencia con ese tipo de cirugías, en qué centro está; y más que certificarlo porque eso no existe actualmente, sí identificar quién puede tener buenos resultados o quién tiene un centro de un volumen adecuado de este tipo de problemas, porque son cirugías muy complejas, que aunque las puede hacer cualquiera y no está prohibido par ningún cirujano general, sí pueden tener complicaciones graves si no tiene la experiencia o el volumen adecuado.

Entonces con esto nosotros también podemos intentar hacer una red de referencia de pacientes; aquí recibimos por ejemplo muchos pacientes de toda la República, es un hospital público, donde cualquier cirujano que se encuentre un problema de estos y no tenga la suficiente experiencia o cursos, los puede canalizar aquí en vez de tratar un problema que puede ser muy difícil para él resolverlo.

¿Cuántos mexicanos padecen alguna de éstas enfermedades?

En cáncer de páncreas, por ejemplo, no es el cáncer más frecuente, está como en la séptima posición, pero es la cuarta causa de muerte por cáncer, de tal manera que representa a veces un problema se salud importante con una mortalidad muy alta, es importante el diagnóstico temprano y el tratamiento quirúrgico adecuado. Desgraciadamente es tan agresivo este cáncer que en muchos de los casos, cuando se diagnostica ya es demasiado tarde para hacer algo, entonces es importante también la difusión, la prevención, reducir factores de riesgo.

¿Es asintomático?

El cáncer de páncreas puede aparecer en diferentes partes del páncreas, cuando aparece en la cabeza del páncreas obstruye las vías biliares, entonces el paciente se pone amarillo muy pronto y es una alarma muy buena para hacer un diagnóstico más temprano. Pero si es en el cuerpo o la cola del páncreas, no tapa la vía biliar, empieza a crecer y a crecer, y ahí sí es asintomático hasta que empieza a dar dolor, pérdida de peso importante, y ahí generalmente ya es demasiado tarde. Normalmente los que se pueden operar son los de la cabeza.

¿En qué edad es más frecuente?

Cuando no es familiar, la edad de las personas es hacia los 60 o más años, en jóvenes el cáncer de páncreas típico es muy raro, aunque aquí hemos visto cánceres de treinta años, con riesgo familiares puede presentarse mucho más temprano. Cuando hay una franca historia familiar de cáncer sí hay que buscarle lesiones a un asintomático y aun siendo sano hacerle estudios, y se encuentran a veces operamos o donde hasta quitamos el páncreas totalmente.

¿Se puede vivir sin páncreas?

Es difícil porque el paciente se convierte en diabético, pero una diabetes de muy difícil control, porque en la diabetes normal hay páncreas que no funcionan adecuadamente pero sí tienen un poco de función y con los medicamentos para la diabetes ayudan a mejorarla, pero si no hay nada de páncreas se requiere insulina todo el tiempo, se hacen dependientes de la insulina, más la enzimas que se necesitan para digerir alimentos.

Entonces se puede vivir sin páncreas pero hay que suplir toda la función, a diferencia del hígado, el hígado es un órgano tan complejo, un laboratorio tan complejo que no se puede vivir sin hígado, o se trasplanta o el paciente muere. Y las vías biliares digamos que es la conexión entre el hígado y el páncreas, trasportan la bilis hacia el duodeno pasando por el páncreas. Tanto las vías biliares como las enzimas pancreáticas determinan mucho la digestión, procesar los alimentos a otros elementos que se absorben ya con distintos procesos y son fundamentales.

Pero en las vías biliares también está la vesícula biliar, y en la típica operación de vesícula, que es una operación que se realiza todos los días, si la hace alguien sin experiencia puede cometer lesiones al quitar la vesícula como cortar la vía biliar, por ejemplo, y se convierte en una pesadilla para el paciente, porque con las vías biliares cortadas el paciente se pone muy grave. Y en todo el mundo pasa no nada más en México y hay estudios para repararla, y el congreso también va a tener un módulo completo de lesiones en vías biliares. Todos los médicos que hacemos cirugía estamos expuestos a cometer una lesión, no somos infalibles, pero mientras más preparado esté el médico, mas entrenado va a repercutir en evitar lesiones.

¿Cuáles son los padecimientos más frecuentes en los mexicanos?

En el páncreas, la pancreatitis aguda es un padecimiento frecuente, que está asociada al alcoholismo y a otras causas; también la pancreatitis crónica, que puede ser autoinmune, otras causas o también por alcohol; hay quistes en el páncreas y el cáncer de páncreas típico y muchas de patología baja.

En las vías biliares, la típica enfermedad son los litos en la vesícula, las piedras en la vesícula, la litiasis vesicular que es muy frecuente, las lesiones en vías biliares. Y el hígado, la cirrosis hepática, los tumores de hígado, las enfermedades no quirúrgicas como la hepatitis, hay muchas no quirúrgicas, es un órgano tan complejo que sí tiene múltiples enfermedades.

¿Y qué hacer para prevenirlo?

Hay varios aspectos. En población general es poco probable el cáncer de páncreas, pero los factores de riesgo, sin duda son el tabaquismo, la gente lo conoce, se pone en la cajetilla, y en las pláticas que yo hablo de esto, con uno que yo le transmita la necesidad de dejar de fumar me doy por bien servido. Es un factor de riesgo grave para cáncer de páncreas, de pulmón, de estómago, de vejiga, de varios. Y no es sólo el tabaquismo, hay otros factores, no a todo mundo le da cáncer al fumar, pero si se suman alteraciones genéticas, predisposición, factores hereditarios y uno le suma ese veneno, se dispara mucho más fácil.

Hay mutaciones genéticas que se conocen que predisponen al cáncer de páncreas, hay familias que uno ve que al abuelito y un tío murió de cáncer de páncreas, y ahí uno puede detectar una tendencia familiar y sí hay cáncer de páncreas familiar, esa es una población de riesgo altísima. Una persona de treinta años con dos familiares con historia de cáncer de páncreas amerita un seguimiento, estudios preventivos para detectar una lesión.

La prevención es muy importante en el caso, por ejemplo, de la cirrosis son factores diversos pero el alcoholismo, el exceso, pero también el virus de hepatitis B, de hepatitis C.

El tabaquismo más para el páncreas, el alcoholismo más para el hígado, la obesidad para los dos, la vida sedentaria, pero en las enfermedades familiares sí es importante la detección temprana de mutaciones.

Acerca Redacción

También te puede interesar

El INNN recibe equipo portátil de Rayos X de última generación por parte de la Fundación Gonzalo Río Arronte

LaSalud.mx.- Este potente y compacto equipo permite  su traslado a áreas de difícil acceso o …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *