Cada vez son más los niños de 6° año de primaria que empiezan a fumar

•         Los niños pueden adquirir cigarros en las tiendas y puestos callejeros, donde se les venden por pieza sueltas, lo cual es ilegal

 

En México, son cada vez son más los niños que se inician en el hábito del tabaquismo. De acuerdo con la Encuesta de Tabaquismo en Jóvenes, realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) en 2008, dos de cada diez fumadores jóvenes empezaron a fumar antes de cumplir los 10 años de edad1, lo cual es incentivado en forma determinante por el fácil acceso de niños y adolescentes a los productos del tabaco.

 

“Actualmente, uno de cada 15 ó 20 niños de 6° año de primaria está fumando”, informó el Dr. Jesús Felipe González Roldán, vicepresidente y fundador de la Red México sin Tabaco.

 

 “La presión de los amigos, la necesidad de aceptación y pertenencia a un grupo o la simple curiosidad llevan a niños y  jóvenes a probar el primer cigarro y la nicotina se encarga de crear la adicción, cuyas consecuencias pueden ser graves para la salud y la vida. ¿Qué estamos haciendo nosotros, como sociedad, para impedirlo?”

 

El especialista advirtió que el 20% de estos niños se convierten en fumadores habituales y que el 15% de los fumadores jóvenes se inicia en el consumo de drogas ilegales.

 

Una parte substancial del problema radica en que aún continúa vendiéndose tabaco a menores de edad y por cigarros sueltos, lo que viola los artículos 15 y 16 de la Ley General para el Control del Tabaco, que rige a nivel federal, los cuales establecen la prohibición de la venta de productos de tabaco a menores de edad y por unidades. “No  nos cansaremos de repetir esto una y otra vez hasta que se realice una labor de vigilancia y sanción eficiente y el Instituto de Verificación Administrativa, junto con las delegaciones políticas y las entidades federativas, reciban facultades de vigilancia y aplicación de sanciones”, señaló el Dr. González Roldán.                                                                        

 

En la ciudad de México y en otras ciudades importantes del país, en cada esquina se venden cigarros a menores de edad, lo que también se  hace por pieza suelta, ya sea en tiendas establecidas o en puestos del comercio ambulante. El vicepresidente de la Red México sin Tabaco enfatizó en que “estas tienditas y puestos abundan en las proximidades de las escuelas y una buena parte de ellos son visibles desde los planteles.”

 

De acuerdo a la mencionada Encuesta de Tabaquismo en Jóvenes, en la Ciudad de México fuman 28 de cada 100 menores de edad, 5 de cada 10 compran cigarrillos en las tiendas y a 6 de cada 10 no se les negó la venta a pesar de su corta edad1.

 

El control del tabaco inicia con los padres de familia

 

“Es un hecho que nuestras autoridades deben tomar cartas en el asunto, pero es responsabilidad de los padres de familia y maestros, proporcionar a los niños información sobre los peligros de fumar. En los hogares deben establecerse reglas claras para impedir el consumo de tabaco y las razones para ello”, indicó la Dra. Sonia Meza, presidenta de la Red México sin Tabaco.

 

Es necesario explicar a los niños de 6° de primaria que una persona se puede volver adicta a la nicotina sólo tras unos cuantos días de consumirla por primera vez, ya que es tan adictiva como la cocaína y la heroína. Entre más pequeños son los niños, un solo cigarro puede ocasionarles toxicidad con nausea, cefalea, dolor abdominal, y alteración en el estado de ánimo.

 

Otros riesgos para la salud de los  niños incluyen los efectos a corto plazo de fumar, como la tos y la irritación de la garganta. Con el tiempo, pueden desarrollarse problemas más serios, como daño al corazón y las principales arterias del organismo, bronquitis, enfisema y cáncer, por citar a los más representativos.

 

“Ahora es de importancia crucial que los padres de familia se involucren más en el control del consumo de tabaco en sus hijos”, indicó la Dra. Meza, quien proporcionó los siguientes consejos para ello:

 

 

•         Escuchar a los hijos y mejorar la comunicación con ellos

•         Darles confianza y tips para decir “no” ante las presiones del grupo de amigos

•         Hablarles sobre los peligros del tabaquismo, sobre todo cuando se inicia su consumo a temprana edad

•         Animar a los niños a participar en actividades en las que se prohíbe fumar, como las deportivas

•         Darles a entender que el tabaco controlaría su vida diaria y les demandaría un gasto de dinero que podrían ahorrar para invertirlo en otras cosas de mayor importancia para su salud, como artículos deportivos

•         Advertirles que el tabaco genera mal aliento, dificultad para respirar, dientes amarillos, mal olor de la ropa y bajo rendimiento deportivo.

•         Enfatizar que fumar no los hace verse mejor, ni ser más populares en la escuela

 

“Finalmente, los padres deben predicar con el ejemplo, evitando fumar delante de sus hijos, sobre todo dentro del hogar, para no caer en contradicciones y respetar espacios libres de humo de tabaco inclusive en el automóvil. Exponer a los niños a humo de tabaco causa problemas como tos, exacerbación de asma, infecciones en los oídos e irritación de garganta”, puntualizó la presidenta de la Red México sin Tabaco.

El tabaco es la droga legal que mata a la mitad de sus consumidores, por lo que prevenir el tabaquismo en niños y jóvenes es decisivo para preservar su salud y su vida. En esta tarea deben intervenir autoridades, padres de familia y organizaciones civiles. La ciudadanía debe hacerse respetar y denunciar el incumplimiento de la Ley al Consejo Nacional Contra las Adicciones: 01800-911 2000; www.conadic.salud.gob.mx

Referencias:

1.        Reynales LM, Arillo E. Encuesta de Tabaquismo en jóvenes en México. Análisis descriptivo 2003, 2005, 2006, 2008. Instituto Nacional de Salud Pública y Organización Panamericana de la Salud. Para mayor información contar a Luz Myriam Reynales, al email: lreynales@insp.

Acerca Redacción

También te puede interesar

En México 8.5 millones de personas padecen asma

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *