Fumar afecta desproporcionalmente a quienes menos tienen


  • Las familias que gastan dinero en productos de tabaco tienen menos dinero para gastar en necesidades como comida, educación y cuidados de la salud. Además, tienen que enfrentar costos médicos y pérdida de ingresos.
  • El consumo de tabaco es también una pesada carga para el país pues resulta en altos costos de atención médica y reduce la productividad debido a la morbi-mortalidad entre los usuarios.

 

Fumar disminuye doblemente la calidad de vida de las personas y familias que disponen de escasos recursos económicos para vida diaria. En México, el 20% de los hogares con menores ingresos consume menos tabaco que en el 20 por ciento de los hogares donde se perciben los ingresos más altos de la población. Sin embargo, los primeros sufren más el impacto del tabaquismo por una razón doble: son quienes disponen de menos posibilidades para atender las enfermedades que provoca el tabaquismo y, destacadamente, son quienes dedican una mayor proporción de su gasto a la compra de productos de tabaco, esencialmente cigarros.

 

De acuerdo con una investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), de los mexicanos con menos recursos, el 11.3 por ciento fuma cigarros actualmente, mientras que en los que tienen mayores ingresos, el porcentaje de fumadores se eleva a 19.3 por ciento.

 

Otro de los hallazgos del INSP es que el grupo con menores recursos dedica un mayor porcentaje de su gasto a la compra de productos de tabaco (el 5.5por ciento) que a necesidades básicas como vestido y calzado (4.2 por ciento), cuidados de la salud (2.1%), y educación (4.7 por ciento). A su vez, el grupo con mayores ingresos sólo dedica el 3.1% de su gasto a la adquisición de los productos del tabaco.

 

Durante 2010, los hogares fumadores de menores recursos en nuestro país gastaron 485 millones de pesos en la compra de tabaco. Esa cantidad es equivalente al 13 por ciento del Programa de Apoyo Alimentario del mismo año. Por lo que toca al total de hogares fumadores, su gasto en tabaco ascendió a 6 mil 372 millones de pesos.

 

Los recursos que se gastan en tabaco compiten con el gasto en necesidades, especialmente para aquellos con menores ingresos. Con el gasto promedio mensual en tabaco de los hogares fumadores de menores ingresos (211 pesos), podrían comprarse cualquiera de los siguientes productos:

  • 20 litros de leche pasteurizada, o
  • 13 kilogramos de huevo, o
  • 23 kilogramos de frijol, o
  • 13 kilogramos de harina de maíz, o
  • 16 kilogramos de lentejas, o
  • 22 latas de atún (170 kilogramos por lata), o
  • 13 latas de sardinas (425 gramos por lata).

 

El tabaquismo también afecta fuertemente la economía del país, que debe destinar al menos 45 mil millones de pesos anualmente para la atención de las enfermedades causadas por fumar, y enfrentar la pérdida de productividad asociada a las enfermedades y muertes prematuras atribuibles al tabaco.

 

Ante tales circunstancias, es imprescindible fortalecer la legislación vigente y espacialmente las políticas que han mostrado mejores resultados, como son:

1.       Establecer espacios públicos y privados 100% libres de humo de tabaco;

2.       Incrementar los impuestos al tabaco y ajustarlos conforme a la inflación;

3.       Establecer mecanismos y sanciones más duras para el control de la venta de cigarrillos a menores y la venta de cigarillos sueltos.

4.       Cesar toda publicidad, promoción y patrocinio del tabaco;

5.       Sostener y profundizar las políticas sobre pictogramas en cajetillas, y

6.       Realizar, a nivel federal y en cada entidad de la República, campañas permanentes para informar a la población de los graves daños que causa el tabaquismo y sobre métodos para dejar de fumar, y ampliar las campañas de prevención del tabaquismo.

 

 


Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

8 de cada 10 mexicanos apoyan que se prohíba fumar y vapear en lugares públicos

En México, 85% de las personas están a favor de que se prohíba fumar y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *