La obesidad contribuye a la aparición de diabetes.


  • Existen
    factores de riesgo modificables que pueden retrasar e incluso evitar su
    aparición

La diabetes mellitus es una
enfermedades crónico-degenerativa que se caracteriza por una alteración en el
metabolismo de las proteínas, grasas y carbohidratos; asociada a una
deficiencia absoluta o relativa en la secreción de insulina, la hormona
encargada de la regulación de los niveles de glucosa en la sangre aunque el
factor genético es detonante, con frecuencia este padecimiento es consecuencia
de obesidad o sobrepeso.

La doctora Flor de María
Elizabeth Ceballos Salgado, jefe del Departamento de Enseñanza e Investigación
de la Unidad de Medicina Familiar No. 222 del Instituto Mexicano del Seguro
Social (IMSS) Estado de México Poniente, indicó que  la diabetes se manifiesta principalmente
entre los 40 y 70 años de edad.

Se estima que  siete de cada 10 adultos derechohabientes
adscritos a la UMF No. 222, padecen sobrepeso u obesidad -esta última se define
como el sobrepeso de más del 20 por ciento del peso ideal de un adulto -;
esto  no sólo contribuye al incremento de
pacientes con diabetes, sino con otros padecimientos crónico degenerativos como
hipertensión y enfermedades renales, principalmente.

Los factores de riesgo para la
diabetes mellitus se clasifican en modificables y no modificables, %u201Clos
primeros son aquellos que le preocupan más al médico en su práctica diaria, ya
que si se logra incidir en ellos, mediante cambios de vida o bien por la
intervención farmacológica, se puede disminuir la probabilidad de que la
enfermedad se manifieste o retarde su aparición; mientras que los otros no
pueden cambiarse%u201D, dijo.

La doctora del IMSS indicó que
dentro de los factores de riesgo modificables se encuentran: obesidad,
sobrepeso, sedentarismo, tabaquismo, manejo inadecuado del estrés, presión
arterial, entre otros; los no modificables son: la edad, tener antecedentes de
diabetes mellitus en un familiar de primer grado (padres, hermanos),
antecedentes en la mujer, de haber tenido un hijo con un peso de cuatro o más
kilogramos al momento de nacer.

Señaló que la diabetes es una
enfermedad que puede traer graves consecuencias, como la pérdida de la vista,
daños en el sistema circulatorio, en el sistema nervioso, daño al hígado,
insuficiencia renal, daño en la piel, hipertensión y un sinfín de problemas de
salud, todos muy severos y que pueden tener consecuencias fatales.

Finalmente la doctora Ceballos
Salgado puntualizó que la prevención de la diabetes mellitus implica un
conjunto de acciones conjuntas médico %u2013 paciente para evitar su aparición o
progresión.

El Seguro Social contribuye a la
detección oportuna de la misma mediante el 
programa PREVENIMSS,
que para lograr su objetivos requiere de la parte más
importante, que es la participación de los derechohabientes  acudiendo a su Unidad de Medicina Familiar
periódicamente.

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

En México 8.5 millones de personas padecen asma

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *