Tabaco, obesidad, enfermedades crónicas y cáncer en México y su impacto en Salud Pública.

En el marco del Curso de Verano 2011 del Instituto Nacional de Salud
Pública (INSP), denominado %u201CEstrategias
para el control del tabaquismo en México: perspectiva federal y local para el
cumplimiento del CMCT
%u201D, y como parte de los festejos por el décimo
aniversario del Departamento de Investigación sobre Tabaco del Centro de
Investigación en Salud Poblacional (CISP) del INSP, el día de hoy se llevó en
la Sala de Seminarios de este instituto en Cuernavaca, Morelos, el panel sobre
%u201CTabaco, obesidad, enfermedades
crónicas y cáncer en México, y su impacto en Salud Pública%u201D
.

El evento fue moderado por el Dr. Mauricio Hernández Ávila,
Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud
(SS) federal, y contó con la participación de los doctores  Jonathan Samet, investigador de la
Universidad del Sur de California (USC); Armando Barriguete Meléndez,
asesor del secretario de salud federal
para Enfermedades Crónicas y Trastornos de la Alimentación,  y Eduardo Lazcano Ponce, Director Adjunto del
CISP del INSP.

De acuerdo con el investigador de la USC, la prevalencia de fumadores en
México es de 24.8 por ciento en hombres  y 7.8 por ciento en
mujeres, según las Encuestas Globales de Tabaquismo en Adultos (GATS)
realizadas entre 2008 y 2010 en personas mayores de 15 años. A decir de estas
mismas encuestas, la mayor prevalencia de fumadores se encuentra en hombres
(14.7 por ciento) y mujeres (7.0 por ciento) de 45 a 54 años de edad.

En 1998, las estimaciones de riesgo
poblacional atribuible al tabaquismo fueron del 45 por ciento; para 2004, la proporción
de mortalidad total en adultos atribuible a este padecimiento fue de 5.2 por ciento(24,
336 decesos).

%u201CEl tabaquismo %u2013señaló el Dr. Samet-  es la causa más importante de muertes
prevenibles en el mundo%u201D. Se prevé que para el 2020, empero, se constituya en
la principal causa de muerte (uno de cada ocho decesos). De acuerdo con el
especialista, el  70 por ciento de muertes
provocadas por el tabaco en 2020, ocurrirán en los países en vías de
desarrollo.

Respecto a la carga mundial de mortalidad de no fumadores por exposición
a humo ajeno, el investigador de la USC ubicó en 166 mil el número de niños
muertos por causa de la exposición al humo del tabaco (28 por ciento); en 156 mil el de
hombres (26 por ciento), y en 281 mil el de mujeres (47 por ciento).

El Dr.
Jonathan Samet concluyó su participación mencionando las políticas de MPOWER
para el control de tabaco, como son la vigilancia del
consumo
de tabaco y las políticas de prevención;
la
protección de la población del  consumo
de tabaco; la ayuda para el abandono del tabaco; las advertencias sobre los riesgos
del consumo de tabaco; el cumplimiento de las prohibiciones sobre publicidad,
promoción y patrocinio del tabaco, y el incremento de los precios del tabaco a
través de los impuestos.

Por su parte, el Dr. Armando Barriguete
señaló que durante el siglo XX se registraron 100 millones de defunciones  por causa del tabaquismo; actualmente, sin
embargo, se contabilizan 5.4 millones de decesos por año. %u201CA menos que se
adopten medidas urgentes %u2013advirtió- para 2030 habrá más de ocho millones de defunciones
a causa del tabaquismo por año; más del 80 por ciento de tendrán lugar en países en
desarrollo, previéndose más de mil millones de defunciones para el siglo XXI%u201D.

Respecto a las enfermedades del fumador, el
funcionario de la SS mencionó los padecimientos crónicos como la a
poplejía, la ceguera, la periodontitis, el
aneurisma aórtico, cardiopatía coronaria, la neumonía, la enfermedad
vascular  periférica aterosclerótica y la
enfermedad pulmonar  obstructiva crónica,
entre otras.

Asimismo habló de las
enfermedades causadas por el humo de segunda mano como son el a
sma, enfermedades del oído medio, síntomas
respiratorios, deficiencia pulmonar, síndrome de muerte súbita del lactante y
las enfermedades de las vías respiratorias inferiores, en niños; la apoplejía,
el cáncer de senos nasales, el cáncer de mama, la aterosclerosis, la enfermedad
pulmonar obstructiva crónica, los síntomas respiratorios crónicos, el asma,  la deficiencia pulmonar, y los partos
prematuro, en adultos.

Más adelante, el especialista  en enfermedades crónicas señaló que la mayor
parte de la población mundial no está plenamente protegida del humo ajeno ni frente
a la publicidad, promoción y patrocinio de las empresas tabacaleras, además de
que no paga por el tabaco precios suficientemente altos para reducir
sustancialmente su consumo, no recibe la necesaria información sanitaria
mediante advertencias ilustradas, visibles y claras en los paquetes de tabaco,
ni tampoco cuenta con suficiente acceso a una ayuda para abandonar su consumo.

Luego de enumerar algunas de las acciones
emprendidas por el gobierno federal para hacer frente a las enfermedades
crónicas,  el especialista de la SS   habló de la estrategia %u201C5 pasos por tu salud%u201D,
la cual %u2013dijo-  busca mejorar la calidad
de vida de la población mediante un 
criterio de inclusión, voluntario, que apela a la honestidad y la pasión
de las personas, y fomenta la responsabilidad personal y familiar.

De acuerdo con el Dr. Barriguete, %u201C5 pasos%u201D (actívate, toma agua, come frutas
y verduras, mídete, comparte con familia y amigos) constituye la punta de lanza
del Programa de Prevención del Sector Salud, y surge como respuesta a la urgencia
de contar con
una %u201Cmovilización
social%u201D que dé respuesta a la preocupación ciudadana, así como frente a la
necesidad de disponer de un programa integral fácil de entender y de aplicar, basado
en evidencia. %u201CExisten muchas acciones públicas y privadas para y por la salud,
dispersas y poco evaluadas; es necesario, por tanto, asociar lo público y lo
privado%u201D, afirmó.

El Dr. Eduardo Lazcano, mientras tanto, dio inicio a su intervención
destacando que las enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular, la
diabetes mellitus, la obesidad, el cáncer y las enfermedades respiratorias
crónicas, tienen el mayor peso en mortalidad e incapacidad a nivel mundial. %u201CRepresentan
%u2013 señaló- el 59% de los 57 millones de muertes anuales, y el 46% de la carga
global de la enfermedad%u201D.

Acto seguido, el Director Adjunto del CISP del INSP habló de tres intervenciones
pueden reducir el impacto de las tasas de enfermedades crónicas: hábitos
dietéticos, actividad física y control de tabaquismo.

Luego de señalar que ya desde 1950 se
reconocía al tabaquismo como una de las causas del incremento de muertes por
cáncer de pulmón, el investigador del INSP recordó que el tabaquismo pasivo es
clasificado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos como
una causa conocida de cáncer en los humanos (grupo A de carcinógenos).

%u201CFumar constituye una de
las principales causas de muerte por cáncer%u201D, afirmó el especialista. El
tabaquismo se asocia con cáncer de pulmón, esófago, laringe, boca, garganta, riñón,
vejiga, páncreas, estómago, cérvico-uterino, y leucemia mieloide aguda.

El Dr. Eduardo
Lazcano concluyó su participación señalando 
que en el año 2000, la mortalidad anual atribuible al consumo de tabaco
en México fue de 25, 383 decesos (70 muertes diarias, 3 muertes por hora).

Acerca Redacción

También te puede interesar

El tabaco es uno de los factores de riesgo más comunes para desarrollar cáncer de pulmón

Oncologia.mx.– De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, en México el cáncer de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *