Drogas legales que causan gran adicción.

El tabaco y el alcohol son drogas legales altamente nocivas para la salud

El tabaco y el alcohol son las drogas de mayor uso entre la población y, aunque legales, constituyen un grave peligro para quienes las consumen ya que sus efectos ocasionan severos daños a nivel físico, mental y emocional. Además, causan gran adicción y pueden llegar a fomentar el uso de drogas ilegales. Aunque su venta está regulada, muchos jóvenes entran en contacto con ellas a edades tempranas.

Con el fin de informar acerca de los problemas que ocasiona el consumo de estas drogas, el Instituto Carlos Slim de la Salud en su portal www.clikisalud.info%u201CManuales de Mantenimiento de la Salud%u201D, proporciona datos de utilidad acerca de sus efectos y las consecuencias que su consumo conlleva.

Lo anterior cobra especial relevancia en un país como México, en el que cada 10 minutos ocurre una muerte asociada con el consumo de tabaco y éste constituye la quinta causa de muerte en el país. Un fumador vive de 7 a 10 años menos en comparación con un no fumador. Con frecuencia, el consumo de cigarrillos inicia a edades muy tempranas, a partir de los 15-17 años de edad o incluso antes. Más de la mitad de los estudiantes de secundaria han probado tabaco y una quinta parte se declaran fumadores.

 

Al fumar tabaco, el humo ingresa directamente a los pulmones y la nicotina se distribuye rápidamente en el torrente sanguíneo, lo que ocasiona aumento de la frecuencia cardiaca, elevación del estado de alerta, facilitación de la memoria, mayor atención, aumento de la presión arterial y disminución momentánea de la irritabilidad. Todos esos efectos son de muy corta duración, lo que genera muy pronto el impulso de volver a fumar un cigarro. En el largo plazo, los daños por su consumo incluyen enfermedad cerebro-vascular, enfisema pulmonar, infartos, hipertensión arterial, úlcera péptica, cáncer de pulmones, boca, laringe, faringe, esófago, estómago y páncreas, bajo peso en el recién nacido, irritabilidad y deterioro en la piel y el cabello.

 

Hay que recordar que no sólo los fumadores son quienes presentan daños, sino también aquellos que están a su alrededor, conocidos como fumadores pasivos, quienes también pueden llegar a presentar problemas de salud como enfermedades respiratorias, irritaciones y cáncer.

 

En cuanto al alcohol, éste es absorbido por el sistema digestivo y rápidamente pasa al torrente sanguíneo. Sus efectos dependerán de su concentración en la sangre. En bajas concentraciones provoca efectos aparentemente agradables, como relajación, desinhibición, sociabilidad y excitación. Sin embargo, a mayores concentraciones de alcohol se reduce el control del sistema nervioso central sobre el cuerpo, se presenta conducta emocional errática, problemas de juicio, trastornos en la visión y el equilibrio, confusión mental, reacciones variables del comportamiento, pánico, agresividad y llanto. Si el consumo de alcohol es mayor, se presenta incapacidad para mantenerse en pie, vómito, incontinencia de la orina, estupor, aproximación a la inconsciencia, ausencia de reflejos e incluso se puede llegar a un estado de coma que puede llevar a la muerte por parálisis respiratoria. Al día siguiente del consumo aparecen los signos de la abstinencia o resaca, como confusión, dolor de cabeza, temblor, acidez estomacal, debilidad y náuseas.

 

El consumo crónico del alcohol con frecuencia se traduce en úlceras en el sistema digestivo, cáncer, pancreatitis, inflamación del páncreas (que puede ocasionar la muerte), cirrosis, daño en la memoria, degeneración cerebral, irritabilidad, agresividad, inestabilidad emocional, depresión y ansiedad.

 

El acceso fácil a estas drogas es el factor de riesgo más importante para desarrollar una adicción. De aquí la importancia de conocer sus efectos y consecuencias y de informar e inculcar en los jóvenes un comportamiento responsable respecto de su propia salud.

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

En México 8.5 millones de personas padecen asma

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *