Quedarse sin aire por el humo: fases del enfisema pulmonar.


·        Más vale dejar de fumar que padecer un enfisema pulmonar.   


Quedarse sin aire por el humo: el enfisema pulmonar. Imagínese que intenta respirar, y por más que se empeña es imposible. La sensación equivale a estar fuera del agua y sentir que uno se ahoga como estando sumergido, y esta es una de las desesperantes sensaciones que genera el enfisema pulmonar. Veamos su desarrollo: 

 

a)      Primera etapa. Los pulmones de un individuo actúan como filtros de aire. Pero al fumar, el humo de tabaco (cadmio, ácido cianhídrico, asbesto, monóxido de carbono, nicotina, amoniaco y otros) entra en contacto con los tejidos del pulmón (bronquios y bronquiolos); entonces, muchos de tales contaminantes quedan atrapados en los tejidos de donde pasan a la sangre.   

b)      Segunda etapa. Los residuos de las sustancias que permanecen en los pulmones, comienzan a ganar terreno iniciando la destrucción del tejido. Los contaminantes provenientes del humo de tabaco son una combinación fatal para el cuerpo: unos estimulan la destrucción interna de los pulmones y otros engañan a los sistemas de defensa del cuerpo. Conforme esto ocurre, los pulmones se verán impedidos a limpiar y agregar más oxígeno a la sangre de manera eficiente.  

c)      Tercera etapa. Como el cuerpo siente que respira de manera insuficiente, inicia cambios precisamente en la forma como lo hace: la espiración se vuelve entonces más larga y la persona se inclina hacia delante, en un esfuerzo por forzar la salida del aire con cada exhalación; la cara se frunce y se aprecia sonrosada; la respiración ocurre a través de los labios. Al llegar a esa fase de deterioro el tórax se ha deformado adquiriendo la forma de un tonel o barril.  

d)     Cuarta etapa. La persona siente que el aire le falta y por más esfuerzo que realice es imposible respirar. Los médicos le darán el mismo diagnóstico: los tejidos están dañados irreversiblemente y la persona no podrá nunca más volver a tener una respiración saludable. 

 

¿Y a todo esto, por qué razón las personas no pueden anticipar la ocurrencia de este daño a su salud y evitarlo? Bueno, una parte de la respuesta es porque antes no se sabía que fumar podía llevar a la muerte. Otra parte es porque fumar es una adicción y, como tal, es difícil deshacerse de ella. Pero la tercera parte de la respuesta tiene que ver con que: a los fumadores que desean abandonar la adicción no se les ha ayudado todavía a enfrentar el problema de manera adecuada. Existen muchas formas para apoyarlos para que se concienticen y logren dejar de fumar. Una forma de ayuda es evitando que se fume en lugares cerrados, incluir en las cajetillas de cigarros advertencias con imágenes en ese sentido y restringir la publicidad de los productos del tabaco.  Más vale dejar de fumar que padecer un enfisema pulmonar.  

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dr. Jaime de la Garza: Historia del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer

Dr. Jaime de la Garza: Historia del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer… …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *