Mortalidad materna, un problema por resolver

Lo anterior fue comentado por el doctor Luis Alberto
Villanueva Egan, director general adjunto de Salud Materna y Perinatal de la
Secretaria de Salud (SSa), en el marco del XIV Congreso de Investigación en
Salud Pública que se llevó a cabo en Cuernavaca, Morelos.

De hecho, uno de los Objetivos del Milenio de la
Organización de la Naciones Unidas es reducir un 75 por ciento la mortalidad
materna de la prevalencia actual para el 2015. En ese sentido la SSa ha
implementado programas de prevención a la mortalidad materna, como son las
políticas de planificación familiar con el apoyo y la conformación de nuevas
unidades médicas del Programa Nacional de Coberturas, los cuales pasaron de 411
en el 2002, a 660 en el 2009.

Entre 1955 y 1990 la mortalidad materna descendió en 75 por
ciento gracias al control de infecciones puerperales (infección de los órganos
genitales consecutiva al parto o a un aborto), atonía uterina (falta de
contracción uterina después del parto), tromboembolia pulmonar (obstrucción
arterial pulmonar) o preeclampsia (afección del embarazo después de la semana
20).

Por su parte, Rosa María Núñez Urquiza, investigadora del
Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), expuso que, de acuerdo a las cifras
más recientes, alrededor de 5 por ciento de las mujeres embarazadas presentaron
emergencias obstétricas y requirieron atención médica, entre las que destacan
intervención hospitalaria, transfusión sanguínea o terapia intensiva de
emergencia.

Aunado a ello, la especialista del INSP también mencionó que
dos de cada 10 partos no fueron atendidos en hospitales, sino que las mujeres
dieron a luz en sus viviendas sin los cuidados y medidas de higiene necesarias,
lo que en algunos casos desembocó en sepsis puerperal (invasión del aparato
reproductor por gérmenes).

De acuerdo con los fondos de Población de las Naciones
Unidas (UNFPA) y para la Infancia de ese mismo organismo (UNICEF), así como
Organización Mundial de la Salud (OMS), para disminuir la mortalidad materna
hay que llevar a cabo acciones de planificación familiar, atención al parto por
personal competitivo, acceso médico oportuno, además de atención al aborto
seguro, ya que un 16 por ciento de los decesos se presentan en las semanas
posteriores al parto.

En ese contexto, desde hace varias décadas México cuenta con
políticas referentes a la población como Hospital Amigo de la Madre, el cual se
basa en dar prioridad a las necesidades de la madre y su recién nacido. Otro
programa que se implementó durante el 2002 es el de Oportunidades, que
articulan incentivos para la educación, nutrición y la salud; en tanto que
Arranque Parejo en la Vida entró en vigor durante el 2007, el cual brinda
información y servicios durante el embarazo y después del parto.

El Seguro Popular también brinda protección financiera en
materia de salud, mediante un paquete de intervenciones y medicamentos
asociados, al perfil epidemiológico, que incluyen también la etapa de embarazo
y posparto; además de la implementación de la universalización de la emergencia
obstétrica; es decir, toda paciente embarazada que presente una urgencia
obstétrica tienen el derecho a ser atendida en cualquier hospital , incluidas
las de seguridad social y aquellos dependientes de la Secretaria de Salud.

Acerca Redacción

También te puede interesar

El INNN recibe equipo portátil de Rayos X de última generación por parte de la Fundación Gonzalo Río Arronte

LaSalud.mx.- Este potente y compacto equipo permite  su traslado a áreas de difícil acceso o …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *