Prevenible, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).


  • Necesario, atender infecciones de vías respiratorias para evitar bronquitis crónica

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) –una de las 10 primeras causas de muerte en el país– puede prevenirse con éxito en un porcentaje muy alto si se evitan factores de riesgo como fumar o exponerse al humo del cigarro (fumador pasivo), carbón, leña o petróleo, y a vapores de sustancias químicas, advierten especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

Dicho padecimiento se incrementa en época de frío, ya que se caracteriza por obstrucción crónica que complica la entrada de aire a los pulmones. En su evolución (por infecciones más frecuentes durante otoño-invierno), el paciente puede presentar dificultad respiratoria, dijo la doctora María Dolores Ochoa Vázquez, adscrita al Servicio de Neumología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital General, del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza. 

La EPOC afecta aproximadamente de siete a nueve millones de mexicanos mayores de 40 años, por lo que el Seguro Social brinda tratamientos farmacológicos específicos a los pacientes que presentan cuadros leves o moderados de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica; por ejemplo, inhaladores que sirven para dilatar los bronquios, detienen el proceso inflamatorio y permiten una mejor expectoración. 

Para aquellos que tienen el padecimiento avanzado (con insuficiencia respiratoria), explicó la neumóloga Ochoa Vázquez, además de prescribirles medicamentos, se adiciona el uso de oxígeno, con lo que mejora la calidad de vida de las personas. 

Agregó que quienes están en una etapa muy avanzada de la EPOC, pueden llegar a utilizar, además del tratamiento con inhaladores y oxígeno, un dispositivo para ventilar al paciente de manera que pueda usarlo en casa. 

El incremento en la prevalencia del padecimiento se debe al tabaquismo, que favorece el avance de la enfermedad, ya que los componentes del cigarro dañan la mucosa de los bronquios. Por otra parte, las infecciones críticas de las vías aéreas superiores, como la tipo rinosinusitis, provocan inflamación persistente cuando no son atendidas oportunamente, por lo que a la larga se convierten en cuadros bronquiales crónicos. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social brinda apoyo a las personas que fuman y quieren dejar ese hábito, con sesiones en la Clínica de Atención al Fumador, ubicada en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI. 

Los especialistas de esta Clínica tienen el objetivo de rehabilitar a los pacientes, para lo cual deben acudir con su médico familiar, quien los canalizará para recibir tratamiento. 

La neumóloga del Seguro Social informó que la enfermedad se manifiesta como tos con expectoración la mayor parte de los días del mes, pudiendo ser parte del cuadro clínico de bronquitis crónica; o bien, se puede presentar únicamente como limitación por falta de aire (disnea) a las actividades físicas. 

La doctora Ochoa Vázquez dijo que ante la cercanía del invierno, la EPOC se descontrola y se agudizan los síntomas (mayor producción de flemas, tos o expectoración y falta de aire), ya que las personas en general están más expuestas a cuadros de catarro por virus o bacterias, siendo más frecuente en este grupo de enfermos. 

Agregó que las personas con diagnóstico de EPOC pueden manifestar cuadros infecciosos severos como neumonías, acompañadas de insuficiencia respiratoria, poniendo en riesgo la vida de las personas. 

Por ello, la especialista del IMSS exhortó a hacer conciencia de que el humo de tabaco genera enfermedad directa sobre el pulmón e indirecta sobre el organismo; recomendó atender cualquier catarro o tos que dure más de 10 días, evitar la automedicación y acudir con el médico familiar. 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dr. Jaime de la Garza: Historia del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer

Dr. Jaime de la Garza: Historia del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer… …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *