Sociedad Civil Española por Espacios Libres de Humo de Tabaco

En rueda de prensa celebrada hoy en Barcelona, una coalición de expertos nacionales e internacionales en salud pública y en control del tabaco, liderados por The Global Smokefree Partnership (GSP) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), han solicitado al Parlamento español que apruebe una legislación que convierta los espacios públicos cerrados en España en espacios totalmente libres de humo. 

%u201CExpertos nacionales e internacionales solicitamos a los legisladores españoles que resistan las presiones directas e indirectas de la industria del tabaco y de sus aliados. Para proteger a todos los ciudadanos españoles, fumadores y no-fumadores, de las enfermedades y muerte que ocasiona el humo ambiental de tabaco, deben conseguir promulgar una nueva legislación que no contenga excepciones%u201D, ha señalado Ulysses Dorotheo, Co-Presidente del GSP, la coalición internacional con más de 300 miembros, dedicada a promover en todo el mundo políticas eficaces de ambientes libres de humo.

La rueda de prensa coincide con el Congreso Anual de la Sociedad Respiratoria Europea (ERS), que se está celebrando en Barcelona esta semana. El organizador de este congreso y catedrático de la Universidad de Barcelona, Josep Roca, y el último presidente de la ERS, profesor Roberto Rodríguez-Roisin han comentado que %u201Cel mensaje de hoy del GSP es extremadamente importante para conseguir disminuir la incidencia de enfermedad crónica y muerte prematura en nuestro país. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el humo ambiental de tabaco mata sólo en España a 3.000 personas cada año, ya que aumenta significativamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias y cáncer de pulmón. Incluso sin llegar a estos graves trastornos clínicos, también produce alteraciones en el organismo, sobre todo disminuyendo el trasporte y la utilización del oxígeno. En niños, aumenta el riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante, así como asma e infecciones del oído. El problema es que no hay unos niveles de exposición seguros; incluso en pequeñas concentraciones, el humo ambiental de tabaco puede ocasionar serios perjuicios a la salud, que es por lo que España necesita una legislación 100% libre de humo%u201D.


AL MISMO NIVEL QUE LOS BUENOS EJEMPLOS INTERNACIONALES


La experiencia en diversos países del mundo muestra que la única manera real de proteger a la población de los efectos nocivos del humo ambiental de tabaco es conseguir eliminar éste de todos los lugares cerrados. Cuando se han aplicado normativas en este sentido, se ha producido una rápida disminución en la incidencia del infarto agudo de miocardio, incluso en los no fumadores, y en la incidencia del asma.

En la actualidad más de 200 millones de ciudadanos europeos viven en países con legislaciones 100 por ciento libres de humo (Irlanda y Reino Unido, por ejemplo) o con legislaciones que protegen a sus ciudadanos del humo ambiental de tabaco en todos los lugares públicos cerrados (como Francia, Italia, Holanda o Suecia).

Armando Peruga, responsable de la Tobacco Free Initiative de la OMS ha señalado que %u201Cpara cumplir con el Convenio Marco sobre el Control del Tabaco de la OMS, todos los espacios públicos cerrados deben ser 100 por ciento libres de humo, sin que existan zonas de fumadores u otras excepciones como la creación de clubs de fumadores en bares, restaurantes u otros establecimientos privados. A pesar de las predicciones alarmistas sobre el potencial impacto económico de estas medidas, los estudios en países con espacios 100 por ciento libres de humo han sido incapaces de encontrar pérdidas ni en el sector del ocio ni en el sector de la restauración”.

En opinión de Dorotheo “la aprobación por parte de España de una buena ley no sólo mejorará la salud de la población española posicionando a España con los países líderes en este aspecto de la salud pública, sino que también tendrá repercusiones internacionales positivas. Las multinacionales del tabaco presionan a muchos países, especialmente a aquellos con estructuras administrativas frágiles o precarias, a promover las excepciones contempladas en la actual ley española, sugiriendo que la ley española 28/2005 es una buena alternativa al modelo desarrollado por el Convenio Marco. En realidad, esas excepciones eliminan la protección que las leyes ofrecen tanto a los clientes como a los trabajadores de los sectores del ocio y la restauración%u201D.


ALCANZANDO EL CONSENSO EN ESPAÑA


El GSP destaca que algunas administraciones españolas, como el gobierno del País Vasco, ya han desarrollado leyes de acuerdo al Convenio Marco que incluyen también espacios al aire libre con fácil impacto sobre las personas o en los que haya niños (como los parques infantiles).  %u201CÉstas son iniciativas que merecen la pena y que muestran cómo la protección de la población puede prevalecer sobre la influencia de determinados grupos de interés%u201D, opina Francisco Rodríguez Lozano, Vicepresidente del CNPT.


 

%u201CLa mayoría de la población española apoya estas medidas, apoyo que ha ido creciendo con el tiempo. Por ejemplo, ahora en España nadie se plantea que se vuelva a fumar en los autobuses o en los trenes. Es lo mismo que ha ocurrido en países vecinos nuestros, como Francia o Italia, respecto a fumar en bares o discotecas. Los empresarios serán un agente decisivo en la implantación social de la nueva normativa. Actualmente vemos con satisfacción cómo muchos de ellos reconocen su papel en conseguir espacios 100 por ciento libres de humo como parte de su compromiso de velar por la salud y seguridad de quienes trabajan para ellos y de sus clientes. Los ambientes 100% libres de humos son buenos para todos: tanto para los negocios como para la salud pública%u201D.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Fumar ocasiona riesgo para contagiarse de COVID- 19 y favorece el daño pulmonar grave.

LaSalud.mx.- Para impactar a diez millones de personas mediante la colocación de imágenes en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *