El tabaco favorece la aparición de cáncer cervicouterino.


  • La nicotina destruye células del sistema inmune y permite el paso del Virus del Papiloma Humano (VPH)

El cigarro en general está compuesto por cerca de cuatro mil sustancias tóxicas, de las cuales aproximadamente 40 son cancerígenas para el ser humano, y entre ellas la nicotina, que facilita la aparición del Virus del Papiloma Humano (VPH), generador del cáncer cérvico uterino en la mujer. 

Dentro de las sustancias que contiene el cigarro, se encuentran el arsénico, butano, amoniaco, cianuro, metano, alquitrán y nicotina, por mencionar algunos, los cuales producen daños severos a nivel cerebral, cardiovascular y pulmonar. 

La doctora Ruth Domínguez Estrada, del Hospital de Gineco-Obstetricia (HGO) No. 221 Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social, refiere que el tabaquismo en la mujer ocasiona daños graves, ya que toxinas como la nicotina son eliminadas a través del moco cervical, causando problemas a nivel vaginal. 

Es en la vagina donde comienza a destruir las células Langerhans, las cuales, son originadas por la médula ósea y distribuidas en todo el cuerpo, especialmente en lugares expuestos al exterior como las mucosas, boca, tracto gastrointestinal y tracto genital femenino, son presentadoras y procesadoras de antígenos, además ayudan a reforzar el sistema inmune.  

El tabaco lleva sus toxinas a esta zona y destruye estas células dando paso a microorganismos dañinos como el Virus del Papiloma Humano (VPH), generador del cáncer cervicouterino. 

Domínguez Estrada ahondó  que por la facilidad de reproducción de dichas células, el dejar de fumar permite que éstas lleven a cabo su función de manera normal en el sistema inmune. Por ello, es importante evitar el consumo de cigarrillos para que problemas como el VPH no se hagan presentes en nuestro organismo, ya que este padecimiento es fácilmente transmisible. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social a través de la Delegación Estado de México Poniente, realiza campañas permanentes contra este tipo de adicciones, así  como también para la aplicación de la vacuna contra el VPH (tetravalente) para niñas. Para recibir información y la aplicación sólo tienen que acudir con su hija a la Unidad de Medicina Familiar en los Módulos de PrevenIMSS. 

La vacuna consta de tres dosis y se aplica únicamente a niñas entre los 9 y 12 años de edad, la segunda a los seis meses y la tercera a los 60 meses de aplicada la primer dosis. Recuerda que este virus es el principal causante de hasta el 70 por ciento de los casos de cáncer cérvico uterino y con esta vacuna se puede prevenir.  

Acerca Redacción

También te puede interesar

En México 8.5 millones de personas padecen asma

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *