Diabetes mellitus, grave problema de salud pública.

La diabetes mellitus es un grave problema de salud pública que rebasa los 8 millones de afectados en México, y diversos estudios han demostrado que la producción de los llamados radicales libres es mayor en los pacientes con esta enfermedad.


La diabetes mellitus (DM) es definida como una enfermedad metabólica caracterizada por hiperglucemia (exceso de azúcar en sangre), que es una consecuencia de defectos en la secreción o en la acción de la insulina.


En promedio, un retraso de 4 a 7 años en diagnosticar una DM se traduce en que el 20 por ciento de los pacientes presentarán alguna evidencia de complicación microvascular como la neuropatía, nefropatía y oftalmopatía diabética al momento del diagnóstico. Dentro de las causas principales que generan estas alteraciones, son la excesiva producción de radicales libres que caracteriza a esta enfermedad donde el principal detonante es la hiperglucemia aunado a factores externos como es una dieta mal equilibrada, sobrepeso y obesidad, sedentarismo, tabaquismo, contaminación, exposición a rayos solares, estrés, insomnio, etc.


La dieta es un componente vital de un programa integral para el control de la diabetes y para todas las personas en general sanas o con cualquier otra enfermedad. El organismo humano está diseñado para regular la cantidad exacta de nutrientes que necesita para funcionar adecuadamente, por lo que distribuye con precisión vitaminas y minerales que obtiene de una dieta equilibrada.


Desafortunadamente la dieta moderna, donde la base fundamental son alimentos procesados con un escaso valor nutricional, carentes de fibra y con alto contenido en grasas saturadas, junto a una baja ingesta de frutas y verduras, han hecho que la dieta no aporte los nutrientes que el organismo necesita para cumplir adecuadamente con todas sus funciones.


Esto se hace más grave en el paciente con diabetes, ya que por lo general para poder mantener niveles adecuados de glucosa en sangre, los pacientes con diabetes especialmente mal controlados, tienen que someterse a rigurosos planes de alimentación que se traducen en una aportación deficiente de nutrientes.


A lo anterior se suma, que las personas con diabetes generalmente por causa de la hiperglucemia no absorben adecuadamente los nutrientes de los alimentos y además está demostrado que pierden vitaminas y minerales por la orina, lo que se traduce en estados carenciales que favorece el incremento de enfermedades de toda índole, señala la Dra. Luz María Arrieta especialista en el tratamiento de la Obesidad y la Diabetes.


Todo lo anterior genera mayor cantidad de radicales libres, moléculas que contienen electrones alineados por pares. Cuando uno de esos elementos no tiene %u201Cpareja%u201D y queda libre, inicia un recorrido por el cuerpo para %u201Crobar%u201D un electrón a otra molécula para recuperar su estabilidad electroquímica; si lo consigue, promueve que se rompa el equilibrio y que esa molécula alterada se convierta en un nuevo radical libre, iniciándose así un ciclo destructivo para nuestras células,


Para combatir la multiplicación de estos elementos y con ello evitar el llamado estrés oxidativo, el hombre cuenta con la ayuda de los antioxidantes que ingresan al organismo a través de los alimentos, pero ¿qué pasa con las personas que padecen diabetes y que además no llevan una dieta equilibrada?


“El organismo de las personas con diabetes tiene menos defensas contra los radicales libres y la acumulación de azúcar provoca problemas de oxidación causando alteraciones metabólicas que se van a traducir en enfermedades. Este proceso se desarrolla lentamente, pero de manera constante”, dijo la Dra. Luz María Arrieta.


P  ara dar una opción adecuada y ofrecer protección al organismo de los diabéticos, Ifa Celtics desarrolló el complemento nutricional Areta, diseñado para satisfacer las necesidades del paciente diabético y pre-diabético, pero que dadas las características de la vida moderna este suplemento puede ser tomado por cualquier persona adulta que no tenga un adecuado estilo de vida, que padezca sobrepeso y obesidad, hipertensión arterial, tabaquismo y antecedentes familiares de diabetes.


  Areta contribuye a reducir el daño por el estrés oxidativo, gracias al contenido de potentes antioxidantes como Cromo, Biotina, vitaminas A, C y E,  Ácido Fólico y Complejo B, que contribuyen a mejorar la función del metabolismo y la sensibilidad a la insulina, además de favorecer la neurotransmisión y la protección cardiovascular, por lo que ayuda que el paciente con diabetes se sienta mejor y por lo tanto mejore su calidad de vida.

Acerca Redacción

También te puede interesar

La influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México

LaSalud.mx.- La influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México. De acuerdo con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *