Cuando se deja de fumar, los beneficios se sienten de forma inmediata.

  • A los 20 minutos la presión arterial regresa a su nivel normal, lo mismo que la frecuencia cardíaca, y la temperatura de pies y manos.
  • Los niveles de monóxido de carbono y oxígeno se normalizan pasadas 8 horas, lo que permite que la respiración sea más profunda y se dé una mejor oxigenación pulmonar.
  • Disminuye el riesgo de muerte súbita y ataque cardiaco tras 24 horas.
  • Pasadas 48 horas, mejoran los sentidos del gusto y del olfato.
  • Aumenta la capacidad física y la persona se cansará menos con cualquier actividad pasados 3 meses.
  • A las 12 semanas de abandonar el hábito, mejora la circulación sanguínea y el funcionamiento de los pulmones, reduciéndose el riesgo de sufrir algún evento cardiovascular.
  • Mejora el drenaje bronquial y se reduce el riesgo de infecciones pasados 9 meses.
  • En un periodo aproximado de 9 meses se reduce notablemente la tos, la congestión y la sensación de falta de oxígeno.
  • Se reducen los catarros y molestias de garganta.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México, se estima que el 24.8% de los hombres y el 7.8% de las mujeres fuma

El tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible a nivel mundial, pero sus efectos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *