Enfermedades crónicas no transmisibles

En tres estados de la República, 5 de cada 10 adultos tiene hipertensión


El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) presentó hoy en las instalaciones de la Secretaría de Salud el número especial de la revista Salud Pública de México sobre Enfermedades crónicas no transmisibles, el cual tiene como base los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de México, 2006 (ENSANUT).


 


Este estudio realizado por medio del levantamiento de información de 45,446 hogares y más de 17,000 adultos de 20 años y más, residentes de localidades rurales y urbanas en nuestro país, permitió reconocer los problemas de las enfermedades crónicas no transmisibles.


 


El evento dio inicio con la presentación del Dr. Mario Henry Rodríguez, Director General del INSP, quien señaló que la Diabetes Mellitus tipo 2, el Síndrome metabólico, la Hipertensión, el Colesterol y triglicéridos altos, son enfermedades crónicas no transmisibles, con una prevalencia muy alta en los adultos mexicanos.


 


Al respecto, el Dr. Salvador Villalpando, Director de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición, del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP (CINyS-INSP), advirtió que la prevalencia de la Diabetes Mellitus tipo 2 en México constituye una catástrofe epidemiológica, toda vez que afecta a poco más de 7 millones de mexicanos.


 


De acuerdo con el especialista del INSP, la ENSANUT 2006 arrojó que por cada diabético conocido, hubo otro que no se había diagnosticado. Considerando a los diabéticos ya conocidos sólo el 5% estaba bien controlado, razón por lo cual %u201Curge mejorar la calidad de la atención médica orientada a tener un mayor control metabólico y prevenir las complicaciones%u201D.


 


Por su parte, la Dra. Rosalba Rojas Martínez, Investigadora en Ciencias Médicas E del Centro de Investigación en Salud Poblacional (CISP-INSP), presentó la Ponencia %u201CSíndrome metabólico (SM) en adultos, la antesala a la diabetes y al infarto%u201D, donde explicó que este padecimiento constituye un conjunto de alteraciones metabólicas que incluyen: obesidad abdominal, hiperglucemia, hipertensión y dislipidemia (triglicéridos elevados y colesterol).


 


%u201CEl SM %u2013dijo- identifica sujetos con elevado riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y cuyos factores de riesgo son: sobrepeso, resistencia a la insulina, inactividad física, envejecimiento, disfunción endocrina, así como factores genéticos%u201D.


 


De acuerdo con el Dr. Cliserio González Villalpando, investigador del Departamento de Enfermedades Crónicas (CISP-INSP), la diabetes en México prevé un escenario apocalíptico, ya que es la primera causa de


muerte, cuenta con mayor predisposición a complicaciones, los costos que genera son exorbitantes y está presente en el 14% de la población.


 


Asimismo, el Dr. Carlos Aguilar Salinas, investigador del Departamento de Endocrinología y Metabolismo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición %u201CSalvador Zubirán%u201D (INCMNSZ), mencionó los niveles bajos del colesterol protector, conocido como HDL, y una alta frecuencia de triglicéridos altos como los problemas de riego cardiovascular que más de la mitad de la población presenta.


 


Por otro lado, las dislipidemias (anormalidades del transporte de los lípidos) son el factor de riesgo cardiovascular modificable más común en México, por lo cual, el alto número de casos afectados justifica un cambio en las estrategias vigentes para su manejo y prevención.


 


A continuación, el Dr. Francisco J. Gómez Pérez, Jefe del Departamento de Endocrinología y Metabolismo del INCMNSZ, habló de la prevención de la enfermedad cardiovascular basada en la modificación de los niveles de colesterol, señalando como factores de riesgo al tabaquismo, hipertensión arterial e historia familiar. %u201CLa prevención %u2013 destacó- se fija en recomendaciones nutricionales, reducción de peso y aumento de actividad física%u201D.


 


El seminario concluyó con la ponencia %u201CHipertensión en adultos en México%u201D del Dr. Simón Barquera, Director de Epidemiología Nutricional (CINyS-INSP), quien señaló que en tres estados de la República (Sonora, Durango y Sinaloa), 5 de cada 10 adultos tiene hipertensión.


 


De acuerdo con el Dr. Barquera, alrededor de 4 de cada 10 adultos padecen esta enfermedad, y la tendencia de aumento en hipertensión ha sido de 36% en mujeres y 13.8% en hombres en los últimos 6 años. El control de esta condición es complejo y requiere de acciones multisectoriales coordinadas por la secretaría de salud, pero que involucran a toda la sociedad.


 


Existen grandes oportunidades para mejorar: la industria tiene un papel clave ya que reducciones de sodio, azúcar y sal en los alimentos lograrían beneficios inmediatos; el liderazgo de la Secretaría de Salud y el apoyo de los profesionales del área serán fundamentales para enfrentar esta epidemia en los próximos años, -concluyó.


 


La ENSANUT 2006, permitió conocer a fondo el estado de salud que guarda la población; su análisis detallado, por tanto, ayudará a mejorar el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles en México.


Cabe mencionar que la ENSANUT 2006 recibió financiamiento de los gobiernos estatales, así como de Oportunidades y del Fondo Sectorial Sedesol-Conacyt. Para su consulta, se encuentra disponible en línea a través del portal: http://www.insp.mx/ensanut/resultados_ensanut.pdf


Acerca Redacción

También te puede interesar

El INNN recibe equipo portátil de Rayos X de última generación por parte de la Fundación Gonzalo Río Arronte

LaSalud.mx.- Este potente y compacto equipo permite  su traslado a áreas de difícil acceso o …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *