Acuda a revisión para prevenir cáncer cérvico uterino: IMSS

El grupo de riesgo son las mujeres entre los 24 a 65 años de edad

La coordinación de Información y Análisis Estratégico del Instituto Mexicano del Seguro Social, en la Delegación Estado de México Oriente, manifestó que la poca información médica que tiene la población, hace que la mujer considere la presencia de secreciones vaginales o de irritación como “normal”, cuando es uno de los factores que contribuyen al desarrollo del cáncer cérvico uterino, por lo que instó a todas las derechohabientes acudan a revisión para prevenir su avance.

El cáncer cérvico uterino es más difícil de diagnosticar oportunamente en las mujeres que no se revisan de manera periódica, ya que todas las mujeres sufren de infecciones y padecen de diferentes grados de inflamación del cuello uterino durante toda su vida y no asisten al médico para tratamiento por pena o vergüenza, por lo que es necesario hacer conciencia en la población con el fin de prevenir el crecimiento del cáncer.

El IMSS exhorta a todas las derechohabientes acudan a las diferentes unidades médicas de la demarcación, para que a través de exámenes se detecte la presencia del virus del papiloma humano y células cancerosas a fin de prevenir el crecimiento del mismo.

Las causas del cáncer cérvico-uterino son desconocidas, aunque su desarrollo parece estar relacionado con agresiones y lesiones múltiples al cérvix o cuello uterino, el cual es parte del sistema reproductivo de la mujer, localizado en la parte más baja del útero.

El cáncer se inicia en las células, que son una capa de bloques que forman los tejidos y los órganos, que de manera normal se dividen y se regeneran, pero en muchas ocasiones este proceso de muerte de células viejas y el nacimiento de células nuevas falla, lo cual produce la aparición de tumores, que pueden ser benignos o malignos.

Los tumores benignos, por lo regular, no invaden otros órganos y pueden quitarse sin problema, mientras que los malignos son cáncer que pone en riesgo la vida, y sólo a través de cirugía y tratamientos podrán quitarse, aunque pudieran volver a crecer. Este tipo de tumores invaden y dañan órganos vecinos y sus células pueden diseminarse hacia otras partes del cuerpo.

Las mujeres consideradas dentro del grupo de riesgo para desarrollo del Cáncer Cérvico Uterino, son las clasificadas entre los 24 a 65 años de edad, las cuales suman un total de 899 mil 66 mujeres en la Delegación Regional Estado de México Oriente del IMSS.

Los factores de riesgo de Cáncer Cérvico uterino pueden ser los siguientes: multiplicidad de parejas sexuales; inicio de vida sexual a temprana edad (menores de 18 años); presentar cuadros frecuentes de infecciones de transmisión sexual; haber tenido más de cinco partos; edad temprana al primer embarazo (menor de 15 años); ser usuaria de anticonceptivos orales por cinco años o más y además presentar el virus del papiloma humano; así como el tabaquismo. El riesgo se incrementa en aquellas mujeres con antecedentes de familiares directos con cáncer cérvico uterino.

Por tal motivo, el IMSS pone a disposición de la población la vacuna contra el virus del papiloma humano dirigida hacia las niñas entre nueve y doce años de edad, sector que no ha iniciado vida sexual, para garantizar efectifidad de la inyección, en todas las unidades de medicina familiar del estado de México Oriente.

El médico epidemiólogo del IMSS señaló que el cáncer cérvico uterino es asintomático en sus etapas iniciales pero que, una vez avanzado el padecimiento, puede observarse sangrado vaginal anormal, es decir, sangrados entre el periodo menstrual, después de las relaciones sexuales, periodos menstruales más largos o sangrados después de la menopausia; presencia de flujo vaginal abundante; dolor pélvico y durante la relación sexual.

El cáncer generalmente es causado por virus de transmisión sexual como el virus del papiloma humano (VPH), aunque no siempre en su totalidad, por lo que se exhorta a todas las mujeres con o sin vida sexual realizarse la prueba del papanicolaou cada tres años, o cada año si tienen antecedentes directos.

El IMSS recomienda tratarse inmediatamente las infecciones cérvico uterinas, evitar relaciones sexuales con varias parejas, así como también el uso del preservativo, además de que asistan a todas las unidades médicas en donde se lleva a cabo el programa de Detección del Cáncer Cérvico Uterino, para que en un lapso de 15 a 20 días conozcan sus resultados.

Es importante destacar las acciones de este programa, ya que en un 70 por ciento se detecta oportunamente y se evitan los tratamientos a base de quimioterapia y radioterapia que se presentan en etapas más avanzadas.

Acerca Redacción

También te puede interesar

En México 8.5 millones de personas padecen asma

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *