Razones de peso para contrarrestar el tabaquismo

Se estima que en México más de 60 mil personas mueren al año por causas atribuibles al tabaquismo, que entre ocho y 15 por ciento de la población estudiantil de secundarias urbanas ha probado alguna vez un cigarrillo, y que ese hecho contribuyó a reducir el promedio de edad de inicio del hábito, al pasar de 20.6 a 16.6 años en menos de cuatro décadas, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mundial sobre Tabaquismo en la Juventud, realizada Organización Mundial de la Salud.

Detrás de esa numeraria están personas y familias que han visto afectada su calidad de vida a causa de algún padecimiento relacionado con el tabaquismo, como son las enfermedades cardiovasculares, pulmonares y diversos cánceres.

En el caso de infantes, por ejemplo, una serie de investigaciones realizadas por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) demostraron que los niños expuestos al humo de tabaco aumentan el riesgo de padecer asma hasta en 35 por ciento, o en el caso de las personas ya diagnosticadas con la enfermedad, está demostrado que eleva la posibilidad de padecer otras infecciones agudas en las vías respiratorias cuando el menor inhala humo del cigarrillo. Además, es preciso recordar que no existe un nivel de exposición al humo de tabaco que no sea perjudicial a la salud.

Esa situación ha llevado a las autoridades nacionales a definir a ese hábito como un problema de salud pública y emprender acciones a fin de reducir su incidencia.

Incluso, se ha convertido en un continuo y complejo tema de debate legislativo, donde es necesario atender todas las posturas en torno a qué hacer con el tabaquismo en México antes de tomar una resolución, desde cuestiones que van del incremento de impuestos al cigarrillo, por un lado, hasta el sustento que representa para familias enteras el cultivo del tabaco.

En ese contexto, recientemente el INSP dio a conocer, en conferencia realizada en la ciudad de México, los resultados del estudio La economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México, elaborado en colaboración con la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, en Estados Unidos.

El estudio concluye que el incremento de los impuestos a los cigarrillos es altamente efectivo para disminuir su consumo y reducir de forma considerable su efecto negativo en la salud y la economía del país. De acuerdo con la doctora Luz Myriam Reynales, jefa del Departamento de Investigación sobre Tabaco del INSP y partícipe de la investigación, el análisis de este informe %u201Crecomienda aumentar los impuestos al consumo de cigarros sustancialmente. De manera tal que el gravamen alcance un nivel de 75 por ciento del precio de venta al público, lo cual es compatible con las prácticas internacionales. Así, los recursos generados podrían destinarse al cuidado y prevención del tabaquismo%u201D.

Un dato que refuerza la postura del estudio del INSP es que los gastos totales del sector salud por la atención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo fueron de alrededor de 75 mil 200 millones de pesos en 2009. Y en muchos hogares mexicanos, los recursos que se gastan en tabaco compiten directamente con el gasto en salud, alimentación, educación y otras necesidades.

En tanto, la maestra Belén Sáenz de Miera, también investigadora del INSP, presentó cuatro escenarios de recaudación fiscal (el actual y tres alternativas) y sus efectos sobre el consumo de tabaco, muertes prematuras y la recaudación para el gobierno. Uno de los puntos más destacados plantea que al aumentar el componente específico del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a 20 pesos por cajetilla, podría arrojar los mayores aumentos en los ingresos fiscales entre 2010 y 2013. El precio real aumentaría a 48.58 pesos en promedio durante 2013, lo que representa un aumento de 83.2 por ciento en relación con 2009.

%u201CLo más importante es que una reducción en el tabaquismo lograda a través de la política fiscal crearía una situación de beneficio para México, al aumentar el ingreso de impuestos, al tiempo que reduce el consumo del tabaco y su efecto negativo en la salud y la economía%u201D, concluyó.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Las redes sociales son usadas para atraer a jóvenes al consumo de nuevos productos de tabaco

Las redes sociales han resultado ser un verdadero “paraíso” para la industria tabacalera, pues pueden …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *