Cada año se registran ocho mil nuevos casos de cáncer pulmón en México.

Cifras del Registro Nacional de Neoplasias muestran que cada año se presentan alrededor de 8 mil nuevos casos, de los cuales 80 por ciento llegan a fallecer antes de concluir un año.

Sin embargo, esta cifra está muy por debajo de la realidad, ya que tan sólo entre el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y el Instituto Nacional de Cancerología cada año atienden alrededor de mil casos, por lo que existe un subregistro a nivel nacional, señala el Dr. Óscar Arrieta, de la Clínica del Pulmón del INCAN.

Entre los factores para desarrollar este tumor se encuentra el tabaquismo como uno de los más frecuentes (85 por ciento de los casos está asociado), pero no es el único, ya que hay otros materiales como el asbesto y la exposición al humo de leña que aumenta el riesgo de desarrollarlo.

El especialista detalló que existen dos clasificaciones para el cáncer de pulmón, el de células pequeñas que representa el 20 por ciento de los casos y el de células no pequeñas que es el más común y abarca el 80 por ciento de los pacientes con esta neoplasia. Este último se genera en las células del epitelio bronquial.

“Esta clasificación es muy importante porque el tratamiento, pronóstico y forma de abordar es muy diferente%u201D, señala”.

Entre los síntomas principales que pueden alertar sobre un posible tumor en el pulmón se encuentran las crisis respiratorias agudas durante largos periodos y que no ceden con los tratamientos convencionales, pérdida de peso, falta de aire y la presencia de tos con sangre en las etapas avanzadas.

Precisamente en México la detección temprana de esta neoplasia se hace en un bajo porcentaje y la mayor parte de los pacientes llegan con el oncólogo cuando el cáncer está muy avanzado o ya presenta metástasis en hueso, cerebro o pulmón contralateral.

Actualmente la forma de tratar este cáncer se hace de forma integral, es decir, multidisciplinario, el cual incluye a neumólogos, cirujanos de tórax, radioterapeutas y oncólogos médicos; Existen avances importantes en el diagnóstico de estos pacientes, así como en el tratamiento con mejoría importante en la sobrevida, pero sobretodo en su calidad de vida.
 
Las terapias blanco molecular
 
Entre las terapias nuevas que existen para tratar el cáncer de pulmón de células no pequeñas destacan las denominadas de blanco molecular como Gefitinib de AstraZeneca que en estudios internacionales han demostrado una alta efectividad en pacientes que presentan el factor de crecimiento epidérmico.

Este factor de crecimiento para las células tumorales es de gran importancia en el desarrollo de la neoplasia, el cual origina que las células cancerígenas se activen más rápidamente y proliferen, por lo que hacen al tumor más agresivo.

Gefitinib inhibe al receptor de la célula que actúa en el factor de crecimiento epidérmico y en pacientes mexicanos ha logrado remitir el tumor, ofreciendo una sobrevida de entre dos y cinco años y la calidad de vida que les permite realizar sus actividades normales, reduciendo eventos adversos que pueden presentarse frecuentemente con la terapia convencional.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Sobre el origen de la Reunión Anual Médica del Instituto Nacional de Cancerología INCan

“El INCan líder en Oncología”: Dr. Jaime de la Garza“A nivel Internacional el Instituto está …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *