El sexo prematuro duplica el riesgo de desarrollar cáncer cervical.

El estudio internacional, que intentaba analizar por qué las mujeres
en los países de bajos y medianos ingresos tienen más riesgo de sufrir
la enfermedad, encontró que éstas tienden a tener relaciones sexuales
cuatro años antes que las mujeres en países de altos ingresos.

Se
pensaba que la disparidad se debía a que en las regiones pobres se
llevan a cabo menos programas de detección de la enfermedad.

Pero la nueva investigación -publicada en British Journal of Cancer (Revista Británica de Cáncer)- encontró que éste no es el factor más importante.

En
los países en vías de desarrollo el cáncer de cuello uterino es la
principal causa de muerte por cáncer en mujeres. Cada año mueren a
causa de esta enfermedad unas 300.000 mujeres en el mundo, 80% de estas
muertes ocurren en los países en desarrollo.

Infección prevenible

La enfermedad,
que afecta la parte baja del útero, es causada principalmente por una
infección del virus del papiloma humano (VPH) , y por lo tanto es
prevenible.

Aunque durante años se han
conocido las diferencias en la incidencia de la enfermedad en países
ricos y pobres, hasta ahora no se sabía con precisión a qué se debía.

Uno de los principales problemas es que las tasas de infección de VPH parecían ser similares en todos los grupos de mujeres.

La
nueva investigación, llevada a cabo por la Agencia Internacional para
la Investigación del Cáncer con casi 20.000 mujeres, confirmó que de
hecho, las tasas más altas de cáncer cervical no están vinculadas a los
niveles más altos de infección de VPH.

Pero
descubrió que las mujeres de un nivel socioeconómico más pobre -que
muestran dos veces más riesgo de desarrollar la enfermedad- suelen
comenzar sus relaciones sexuales a una edad más temprana.

La edad en la que una mujer tiene su primer bebé también es un factor importante, afirman los investigadores.

Las
pruebas para detectar la enfermedad tienen cierto efecto en el nivel de
riesgo, pero el número de parejas sexuales que tiene una mujer y el
tabaquismo no parecen tener un impacto en la enfermedad.

Tal
como señala la doctora Silvia Franceschi, quien dirigió el estudio, los
resultados no se restringen a la adolescencia sino al tiempo que una
mujer lleva siendo sexualmente activa.

Es
decir, una mujer que tienen su primer relación sexual a los 20 años
tiene más riesgo de desarrollar la enfermedad que otra que inició sus
relaciones a los 25 años.

Prevención

“En nuestro estudio, las mujeres más pobres en promedio habían sido
sexualmente activas cuatro años antes que el resto” dice la
investigadora.

“Así que quizás se
infectaron con el VPH antes y esto dio al virus más tiempo para
producir la larga secuencia de eventos que son necesarios para que se
desarrolle el cáncer”, agrega.

La
investigadora concluye que “la incidencia de cáncer cervical en las
mujeres de bajo nivel socioeconómico no parece explicarse por el exceso
en la prevalencia de infección de VPH, sino más bien por los eventos
prematuros en la vida sexualmente activa de la mujer que podrían
modificar el potencial de que la infección de VPH cause cáncer”.

Por
lo general se necesitan varios años para que las células del cuello
uterino se vuelvan cancerosas y la única forma de detectar células
anormales es por medio de una prueba, llamada de Papanicolaou, en la
que se analizan las células del cuello uterino bajo el microscopio.

Actualmente
no hay un tratamiento efectivo para combatir la infección de VPH, pero
en los países desarrollados ya se dispone de una vacuna profiláctica
que podría ser la forma más efectiva de prevenir la enfermedad.

En
los países más pobres, sin embargo, los programas de detección de
cáncer cervical, como las pruebas regulares de Papanicolaou, siguen
siendo la mejor forma de evitar el desarrollo de la enfermedad.


Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Las redes sociales son usadas para atraer a jóvenes al consumo de nuevos productos de tabaco

Las redes sociales han resultado ser un verdadero “paraíso” para la industria tabacalera, pues pueden …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *