Prevenciòn, la mejor opciòn para mantener el buen ritmo del corazòn

 Las enfermedades cardiovasculares ocupan el primer lugar de prevalencia en México. Cada año se diagnostican alrededor de 120 mil casos de padecimientos del sistema cardiovascular, cifra que ha venido creciendo, entre otras causas, por la falta de prevención.

 

La diabetes, hipertensión arterial sistémica y colesterol alto son factores de riesgo para enfermedades cardiacas y las cifras son contundentes. En el país, 70 por ciento de la población padece sobrepeso u obesidad, alrededor de 18 millones tienen hipertension arterial y aproximadamente 14 por ciento de la población tiene problemas de diabetes, todos factores de riesgo cardiovasculares que contribuyen al desarrollo de afecciones cardíacas.

 

Tan sólo en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, cada año se reciben entre 7 y 8 mil pacientes con males cardíacos, como infarto agudo al miocardio, acumulación de grasa en arterias (ateroesclerosis), arritmias y enfermedades del corazón de tipo valvular, congénito y otras.

 

Además, se realizan más de dos mil cirugías a corazón abierto e intervenciones percutáneas (cateterismo, angioplastias e implante de stents coronarios) que superan los tres mil 500 casos, resaltando que de las cirugías de corazón abierto, más de 200 son en  niños.

 

El doctor Samuel Justiniano Cordero, jefe del servicio de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardiaca del Hospital de Cardiología del CMN Siglo XXI, aseguró que la mayor parte de las enfermedades del corazón, se relacionan con la manera en que vivimos.

 

Un corazón sano, dijo el cardiólogo, es aquel donde estructuralmente no hay alteración en sus paredes (miocardio), arterias, venas ni válvulas o del sistema de conducción. Sin embargo, las acciones de prevención son las que van a lograr que a largo plazo las cifras actuales, que representan un alto costo social, comiencen a bajar.

 

Ante esta problemática, se pusieron en marcha programas como PREVENIMSS, el cual incluye hacer consciencia en el derechohabiente sobre las medidas que debe tomar: modificación de hábitos alimenticios, actividad física diaria, control del peso, bajo consumo de alcohol y abandono del tabaquismo, sin necesidad de intervención médica.

 

Si se adopta un estilo de vida más saludable, se evitarán problemas cardíacos. Así, la primera indicación médica en el Seguro Social es la modificación de los hábitos, lo que debe inculcarse desde la infancia, enseñando a los niños a consumir una dieta balanceada y combatir el sedentarismo.

 

La actividad física regular, recalcó el cardiólogo del Seguro Social, es muy importante, ya que corazón y pulmones funcionan mejor. El ejercicio como la caminata diaria, baja la presión arterial, el colesterol en la sangre, la glucosa elevada y ayuda a controlar el peso. Además, permite relajarse, disminuye la tensión y permite un mejor descanso.

 

El hecho de que México sea el segundo país en el mundo en obesidad en adultos y el primero en obesidad infantil, reduce las edades en que se presentan las enfermedades metabólicas y, por ende, las cardiopatías. Hoy día se recibe en los servicios de emergencias del Instituto a jóvenes de entre 18 y 30 años con infartos agudos del miocardio, a pesar de que muchos de ellos no fuman ni utilizan sustancias tóxicas.

 

El éxito de la prevención para mantener un corazón sano requiere que la persona elimine o cambie hábitos perjudiciales. Por ello, el Seguro Social insiste en prevenir modificando el estilo de vida, para vivir más y mejor.

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Se requiere contar con espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco y regulación estricta de la publicidad: SSa

LaSalud.mx.- Es necesario modificar la Ley General para el Control del Tabaco, con el propósito …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *