Previene IMSS contra hipertensión arterial

La Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social, por medio del
programa PREVENIMSS, difunde entre la población derechohabiente la
necesidad de llevar a cabo revisiones periódicas para prevenir
complicaciones generadas por la hipertensión arterial, la cual se hace
presente cada vez con mayor regularidad en la población joven.

Para este año una cuarta parte del total de los casos que se han
presentado afectan a personas menores de 45 años de edad y,
generalmente no lo saben, de acuerdo a las estadísticas, durante el
primer semestre de 2009 se registraron 3 mil 708 nuevos casos de
hipertensión arterial para este grupo de población, y 5 mil 796 casos
en personas mayores de 50 años.
Las recomendación básica que se emite en las Unidades de Medicina
Familiar a la derecho-habiencia es acudir anualmente al servicio de
Medicina Preventiva o con su médico familiar para que verifiquen la
presión arterial, más aun si tienen padres o familiares hipertensos o
que hayan fallecido por infarto cardiaco o cerebral.

La hipertensión arterial es un enemigo silencioso, ya que durante años
se desarrolla prácticamente sin síntoma alguno, lo cual es terrible
para la población y para el personal de la salud, porque es muy difícil
descubrir que es hipertenso; sin embargo las revisiones son clave para
detectar el desarrollo de la enfermedad y atacarla a tiempo con
tratamiento médico adecuado.
Entre los factores relacionados para que este padecimiento aparezca
está el sobrepeso y la obesidad — que afecta al 70 por ciento de la
población –, el tabaquismo — al 40 por ciento–, el sedentarismo —
alrededor del 60 por ciento — y la dieta alta en grasas y
carbohidratos, que se reflejan el altos índices de colesterol y
triglicéridos, según los especialistas del área de Salud Pública del
IMSS.

Una de las actividades deportivas más recomendable es correr, pero hay
que ir de menos a más, se puede comenzar con una caminata intensa de
cinco minutos, e incrementarla poco a poco, además de subir escaleras
en lugar de usar elevador e ir al mercado o a las compras caminado,
entre otras.
Sin embargo, la causa más frecuente es de índole genética, situación
que se conjuga con los factores anteriores y hacen que cada vez haya
más personas hipertensas. Una consecuencia de tener población joven con
hipertensión arterial contribuirá a la presencia cada vez más temprana
de problemas cardiacos y cerebrales, de tal manera que impactan la
calidad de vida de los individuos y sus familiares.

Finalmente cuando la presión aumenta daña la pared de las arterias,
estás llegan a taparse y sobrevienen los infartos, previo a esto se
tiene dolor de cabeza o en el pecho, falta de aire e hinchazón en la
piernas o en la cara.
Las medicamentos para el control de la hipertensión arterial son
muchos, pero sobre todo cuando el problema es incipiente, lo mejor es
tener un peso adecuado, hacer ejercicio, dejar de fumar disminuir el
consumo de sal y si se bebe alcohol, hacerlo con moderación.

Lo más importante es vigilar el peso, ya que de 100 personas con
hipertensión arterial primaria, 60 dejarían de padecerla si logran
bajar de peso. Los estudios demuestran que el peso corporal adecuado
nunca debe de pasar de los centímetros de la altura; por ejemplo si una
persona mide 1.60 metros no debe pasar de 60 kilos.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Tercer miércoles de noviembre se conmemora el Día Mundial de la EPOC

LaSalud.mx.- Los personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) tienen mayor posibilidad de evolucionar a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *