En Dinamarca, el VIH no es más un tema de salud pública

La prevalencia del VIH/sida en Dinamarca es de 0.2 por ciento, apenas debajo de la proporción en México, calculada en 0.3. Sin embargo, los fondos para responder a esta epidemia son cada vez más escasos en el país escandinavo, según refieren sus activistas.

 

%u201CHemos tenido que recortar nuestro presupuesto de 300 mil a 150 mil coronas (de 40 mil a 20 mil euros) el año pasado. Es una discusión que estamos teniendo: ¿por qué no recaudamos más fondos para el VIH?%u201D, cuestiona Per Slaaen Kaye, jefe de programa de Stop AIDS Dinamarca, una de las pocas organizaciones que trabajan el tema en el país, de unos 5.4 millones de habitantes, por lo que es la nación de mayor densidad poblacional del Norte de Europa.

 

Entrevistado el pasado octubre en la sede de la organización, situada en la zona más céntrica y concurrida de Copenhague, el activista explica que los organismos civiles de lucha contra el sida reciben financiamientos gubernamentales, los cuales emplean en hacer tareas que el gobierno prefiere confiarles, tales como la prevención. No obstante, también requieren de otros fondos para sustentar sus actividades. Los recursos disponibles para la lucha contra el sida se han mantenido sin incrementos por los últimos cuatro años, y al parecer esto responde a la situación específica del país.

 

%u201CLa epidemia que pensábamos que nos iba a golpear duramente está más o menos terminada o, por lo menos, en control, la gente no está muriendo de VIH o sida%u201D. Sumado a esto, en Dinamarca no existe problema alguno respecto al acceso a los medicamentos ni a la atención que requieren las personas que viven con el virus. Tal situación ha colocado al tema al mismo nivel que el tabaquismo o la mala alimentación como problemas de salud, al menos en la agenda política.

 

%u201CEn el país, los temas principales de salud son la dieta saludable, el ejercicio, el consumo de tabaco y de alcohol. Nosotros preguntamos ¿qué hay de la salud sexual, las infecciones sexualmente transmitidas, el VIH? Han sido dejados de lado en la agenda política y esto es preocupante porque en los próximos años tendremos que pelear por los financiamientos con gente que trabaja contra el alcoholismo o tabaquismo%u201D.

 

En los medios, continúa el activista, el VIH se ha vuelto %u201Ccasi invisible%u201D, rara vez se ve en los grandes espacios. %u201CSi leemos sobre sida serán las buenas historias, la gente que tiene trabajo y educación, y tiene vidas casi normales. Eso es bueno, pero el VIH como problema no está en la agenda de los medios ni en la agenda política%u201D.

 

Las estrategias

 

Como en muchos otros países del mundo occidental, el grupo más afectado por la epidemia en Dinamarca es el de hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). Es en este sector donde Stop AIDS centra sus esfuerzos preventivos.

 

No obstante en éste, el primer país del mundo que permitió la unión legal de parejas del mismo sexo en 1989, el grupo de hombres gay vive abiertamente su orientación sexual, lo que hace de la categoría HSH una simple herramienta metodológica. %u201CEs justo decir que en Dinamarca el movimiento gay ha tenido muy buena relación con las autoridades de salud desde el principio de la epidemia%u201D.

 

De hecho, la semana próxima la ciudad será sede de los World Outgames 2009, un evento deportivo, cultural y social dedicado especialmente a la población lésbica, gay, bisexual y transgénero de todo el orbe.

 

Es probable que las y los visitantes sean testigos de las estrategias que lleva a cabo Stop AIDS en lo cotidiano, que incluyen una línea telefónica de información sobre VIH/sida para el público en general y la realización de pruebas de detección del virus en sus instalaciones. Entre boutiques y tiendas que exhiben el famoso diseño escandinavo, la gente puede acudir y hacerse una prueba rápida cuyo resultado estará listo en 20 minutos, antes de lo cual reciben una sesión de consejería y se sugiere o no la realización de la prueba, según el nivel de riesgo al que se haya expuesto la persona. %u201CQuisimos sacar las pruebas de los hospitales y traerlas a la ciudad%u201D, dice el activista.

 

Cuestionado sobre cuál debería ser el siguiente paso en la respuesta al VIH en un país donde la epidemia es vista como un problema casi resuelto, Per Slaaen Kaye ríe y afirma: %u201Cquisiera saberlo%u201D.

 

%u201CDesde el punto de vista del financiamiento creo que debe haber un claro mensaje de los políticos de que esta es una enfermedad centrada en los HSH, porque causa mucha incertidumbre en el trabajo preventivo el no saber si vas a ser financiado o no el año siguiente%u201D.

 

Además, una tarea difícil es encontrar nuevas formas de transmitir el mensaje preventivo. %u201CCambiar una frase como %u2018Además divertirte, juega seguro%u2019 por una forma nueva es siempre un reto porque es el mismo mensaje que hemos estado dando desde los años ochenta. Necesitamos poner el vino viejo en una nueva botella, ese es el desafío%u201D, concluye.

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

El tabaco es uno de los factores de riesgo más comunes para desarrollar cáncer de pulmón

Oncologia.mx.– De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, en México el cáncer de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *