50 por ciento de mexicanos padece enfermedad periodontal: IMSS

De no atenderse, puede causar padecimientos cardíacos, renales y digestivos.
 
En México, la enfermedad periodontal es la segunda causa de  afección bucal después de la caries, y afecta al 50 por ciento de la población adolescente, joven y adulta, es decir, 5 de cada 10 personas la padecen.
 
La doctora Araceli Toriz García, cirujano máxilofacial del Hospital General Regional No. 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que esta patología se genera a causa del tabaquismo, diabetes, escasa limpieza bucal y cambios hormonales.
 
El Seguro Social proporciona más de 4 millones de consultas al año, incluyendo el apoyo que brinda PREVENIMSS con información sobre consejos de los hábitos higiénicos y alimenticios, por ejemplo, evitar comer carbohidratos que favorecen la acumulación dentobacteriana y la caries, ya que el padecimiento periodontal es el conjunto de procesos inflamatorios, infecciosos y degenerativos que provocan pérdida de los tejidos que dan soporte a los dientes, incluyendo el hueso.
 
“Es en los jóvenes entre los 12 y 18 años cuando hace su aparición como periodontitis juvenil debido a los malos hábitos higiénicos y alteraciones de tipo hormonal. Los adultos, entre 30 y 40 años, presentan síntomas más avanzados: se les aflojan los dientes, sufren de mal aliento (halitosis) y hay pérdida de piezas dentales”, detalló la especialista.
 
Explicó que la afección aparece, en primer término, como gingivitis, que es el sangrado de las encías y, de no atenderse oportunamente, provoca degeneración de los dientes, padecimientos renales, digestivos y cardíacos.
 
Una de las manifestaciones más serias es la endocarditis bacteriana; infección que se presenta en el revestimiento del corazón debido a la elevada concentración de bacterias circulando por la sangre.
 
La doctora Araceli Toriz dijo que para los casos en los que comienzan los síntomas de la enfermedad periodontal, se hace limpieza dental, mientras en una etapa media, se aplica un curetaje (limpieza) abierto para separar la encía del diente y tener acceso a los sitios profundos infectados por las bacterias, con tratamiento de medicamentos.
 
Cuando la afección se agrava, la única alternativa es recurrir al injerto de tejido del paladar del paciente o de sustitutos como la hidroxiapatita (constituyente orgánico del hueso) y que se utiliza cuando hay exposición de la raíz o del diente, subrayó Toriz García.
 
Los cirujanos maxilofaciales y estomatólogos del Seguro Social, instruyen a los pacientes en la técnica correcta de cepillado; a los niños les aplican flúor y les dan guías de los alimentos que deben evitar.
 
Finalmente, la doctora resaltó la importancia de tomar en cuenta acciones preventivas. “Se debe tener una correcta higiene cepillando los dientes después de cada comida, utilizar hilo dental y enjuague bucal una vez hecho el cepillado y visitar al odontólogo por lo menos dos veces al año”.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México.

LaSalud.mx.- La influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México. De acuerdo con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *