Derrame cerebral tercera causa de muerte

Altos niveles de colesterol, enfermedad cardíaca y tabaquismo, los principales factores de riesgo.
 
Dolor de cabeza intenso, vómito y náusea, síntomas de alerta o indicio de probable accidente cerebro vascular.
 
El derrame o hemorragia en el cerebro, es el padecimiento más frecuente de enfermedad vascular cerebral, ocupa el cuarto lugar como causa de internamiento de urgencia en el Servicio de Neurología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y es la tercera causa de muerte en nuestro país.
 
Esta enfermedad neurológica afecta a alrededor de 9 millones 870 mil personas en el territorio nacional, dio a conocer el doctor Carlos Cuevas García, Jefe de Neurología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades Centro Médico Nacional Siglo XXI.
 
Entre 75 y 80 por ciento de los casos de derrame cerebral son isquémicos, ocurren por taponamiento de arterias a causa de un trombo o coágulo o son ocasionados al desprenderse un coágulo que viaja por el torrente sanguíneo hacia el cerebro y se le llama embolia cerebral.
 
El 20 por ciento de accidentes cerebro-vasculares se debe al sangrado del cerebro, cuando pequeños vasos sanguíneos se debilitan y se rompen lo que, en consecuencia, provoca daños a las células cerebrales.
 
El cuadro es muy grave: produce síntomas como debilidad o parálisis de alguna parte del cuerpo, entumecimiento, hormigueo, disminución de sensibilidad, dificultad para hablar o entender, pérdida de memoria, problemas de visión, párpados caídos o movimiento incontrolable de los ojos.
 
Estas hemorragias pueden ser primarias, cuando sangra dentro del cerebro o secundaria, debido a causas múltiples, como ingesta de anticoagulantes, por golpe o trauma, así como algún otro tipo de lesión que pueda condicionar un sangrado, señaló el doctor Cuevas.
 
Explicó que las hemorragias a su vez se dividen en sangrados del parénquima cerebral, parenquimatosas o hemorragias del espacio que rodea al cerebro, denominadas hemorragias subaracnoideas.   
 
El Jefe de Neurología destacó que la principal causa de hemorragia parenquimatosa en el mundo es el descontrol de la presión arterial. Cuando el paciente hipertenso sufre un problema neurológico súbito, se dispara la presión, rompe un vaso y produce un coágulo dentro del cerebro.
 
Otras hemorragias motivo de atención urgente en el IMSS, son las subaracnoideas. Ocurren afuera del cerebro y son graves, pero la causa es diferente. El sangrado se origina en un vaso externo y la ruptura es secundaria a una situación de aneurismas.
 
Los aneurismas son dilataciones en forma de saco, similares a un chipote pequeño que va creciendo y se revienta, produce síntomas graves como dolor de cabeza intenso, vómito, náusea y rigidez en el cuello.
 
El paciente con ruptura de aneurisma requiere estudios especializados como tomografía y resonancia, para ubicar el lugar donde sangró. Si el aneurisma es accesible se procede a operarlo.
 
El doctor Cuevas García indicó que estas patologías registran una alta mortalidad, el índice se ubica en 7 de cada 10 personas, particularmente la hemorrágica hipertensiva si no es tratada adecuadamente.
 
Cuando el derrame cerebral no amerita cirugía se da tratamiento con medicamentos anti-inflamatorios esteroideos, para absorber el coágulo y se da seguimiento a la secuela. El paciente se hospitaliza por 10 a 15 días, después se rehabilita en casa y le lleva un promedio de seis meses para recuperarse en las mejores condiciones.
 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México.

LaSalud.mx.- La influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México. De acuerdo con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *