Son positivas reformas a la ley que protege a los no fumadores

De acuerdo con un análisis efectuado por el Consejo, el mantenimiento de zonas para fumadores contradice el espíritu de la ley y los motivos que justificaron las reformas.


El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) afirmó que las reformas efectuadas a la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores en el Distrito Federal son positivas. 


Ello, ya que privilegian la protección a la salud de todas las personas sean o no fumadoras y si bien su aplicación e impacto darán lugar a controversias, éstas deberán ser analizadas cuidadosamente para determinar si hay algún acto discriminatorio, indicó.


 


Por ende, para el Consejo, las reformas a la ley referida otorgan singular valor a las políticas y programas dirigidos a eliminar las prácticas de las personas fumadoras, tanto por su bienestar personal, familiar y social, como de la comunidad en general.


 


Esta postura del Conapred resulta del análisis que hizo su Dirección General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas, de las reformas a la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores, que hoy entró en vigor en la capital del país.


 


En el documento, el Consejo advierte que las excepciones consideradas en las reformas, por las cuales se permiten secciones para fumadores bajo determinadas condiciones, contradicen el espíritu de la ley y los motivos que justifican las reformas.


 


Dichas excepciones, precisa el documento, %u201Cson discriminatorias para las personas no fumadoras%u201D que asisten o prestan servicio en sitios donde se permita fumar (división física -real- de las áreas), dado que inevitablemente resentirán la afectación directa a su salud, toda vez que las partículas y gases tóxicos resultantes de la combustión del tabaco se asientan en techos, paredes, muebles, ropa%u2026y no desaparecen de inmediato, así se disponga de ventilación, tal como lo señala el Dictamen de la Comisión de Salud y Asistencia Social de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que sirvió de base para fundamentar las reformas a la ley referida.


 


El análisis concluye también que %u201Cla realidad social -en la que confluyen la complejidad cultural, la influencia publicitaria, mercadotécnica, la adicción misma, la imitación de prácticas y demás- condicionó a los legisladores a plasmar fórmulas que se estimaron válidas y operables para proteger la salud de las personas fumadoras y de las no fumadoras%u201D.


 


Por lo anterior, el documento precisa que en este tema no existe, hasta el momento, más que una solución: %u201CPor respeto al derecho a la salud de las demás personas, todas las personas que habitamos en el Distrito Federal y en el resto del territorio nacional, tenemos el deber de abstenernos de fumar%u201D.


 


Para realizar el análisis, la Dirección General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas del Conapred hizo un contraste de los preceptos reformados con el derecho fundamental a la no discriminación y con disposiciones constitucionales e internacionales, entre estas últimas se encuentran: el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; los del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU y los de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


 


También tomó en cuenta algunas disposiciones de la legislación secundaria tales como: la Ley General de Salud; el Reglamento sobre Consumo de Tabaco; además del Dictamen de la Comisión de Salud y Asistencia Social de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).


 


El documento precisa que el soporte jurídico analizado permite ver una política bien definida y de elevados propósitos por parte de la ALDF , como parte integrante del Estado Mexicano, en materia de salud, especialmente para combatir el tabaquismo; además, el dictamen de la Comisión de Salud de la ALDF , que cita datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es también una parte importante que refuerza de manera contundente la necesidad de preservar el derecho a la salud sin distinción de personas físicas.


 

Acerca Redacción

También te puede interesar

El tabaco es uno de los factores de riesgo más comunes para desarrollar cáncer de pulmón

Oncologia.mx.– De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, en México el cáncer de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *