Enfermedades cardiacas causan 17.5 millones de muertes en el mundo

México D. F.- De acuerdo con la Federación Mundial del Corazón (WHF, por sus siglas en inglés), cada año fallecen alrededor de 17.5 millones de personas debido a alguna enfermedad cardiaca o un accidente cerebrovascular, lo que los ubica como la primera causa de muerte a nivel mundial.


 


Entre los principales factores de riesgo cardiovascular se encuentran la obesidad y el sedentarismo, condiciones que favorecen el desarrollo de diabetes, hipertensión, niveles altos de colesterol, los cuales afectan directamente a la salud del corazón, explicó el doctor Mauricio López, vocal del Capítulo de Prevención y Epidemiología de la Sociedad Mexicana de Cardiología (SMC). Mención aparte merece el papel jugado por el tabaquismo, que funciona como %u201Cun disparador%u201D de los eventos cardiovasculares al elevar el riesgo de la aparición de este tipo de padecimientos, agregó el especialista.


 


Con motivo de la próxima celebración del Día Mundial del Corazón (el 30 de septiembre), el doctor López Meneses destacó el hecho de que la edad de los pacientes con problemas coronarios es cada vez menor, lo que indica que, además de que los cambios en el estilo de vida actual son negativos, las acciones tomadas para promover la prevención primaria %u201Chan sido insuficientes Prevenir este tipo de eventos es mucho más económico que atenderlos%u201D, aseguró.


 


Al respecto, el doctor Pedro García Velázquez, secretario del Capítulo de Prevención y Epidemiología de la SMC, señaló que %u201Cla enfermedad cardiovascular sigue siendo la primera causa de muerte en nuestro país, y la mayor parte de las enfermedades se relacionan con la forma en que vivimos. Celebramos el Día Mundial del Corazón para alentar al público a llevar un estilo de vida saludable y reduzca así el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular por medio de la supresión del tabaquismo, la práctica de ejercicio, una nutrición sana y mantener un peso adecuado%u201D.


 


La importancia de la actividad física en la conservación de la salud es tal, que su práctica reduce en un 30 por ciento la posibilidad de una enfermedad cardiovascular (pues ayuda a controlar de manera natural el peso, los niveles de colesterol y de azúcar en la sangre, entre otros beneficios), apuntó el doctor Hermes Ilarraza, adscrito al servicio de Rehabilitación Cardiaca del Instituto Nacional de Cardilogía %u201CIgnacio Chávez%u201D.


 


Para el doctor Ilarraza, el ejercicio físico es algo natural al ser humano, por lo que el sedentarismo es una verdadera práctica contra natura; a pesar de esto, el 60 por ciento de la población mundial es sedentaria, lamentó. El sedentarismo, por sí solo, hace que una persona tenga el mismo riesgo cardiovascular que si fuera hipertensa u obesa, aunque no lo sea, agregó.


 


De acuerdo con el doctor Ilarraza, la actividad física debe practicarse de manera cotidiana por al menos 30 minutos con una intensidad moderada, previa evaluación médica.  


 


El tema de la edición 2007 del Día Mundial del Corazón es %u201CFamilias Saludables-Comunidades Saludables%u201D, por lo que la WHF hace un llamado a las personas a reflexionar sobre su forma de vida y a adoptar hábitos saludables que les permitan tener un corazón saludable.


 


Bajo el lema %u201CUnidos por un corazón sano%u201D, el organismo internacional resalta la importancia de todas las comunidades y grupos sociales (familia, escuela y centros de trabajo, por ejemplo) para lograr la adopción de estilos de vida saludables que puedan ser adquiridos y conservados por los niños.


 


Propiciar ambientes libres de humo de tabaco, la práctica de ejercicio y una alimentación saludable son las metas principales de esta celebración, las cuales serán más fáciles de conseguir si se cuenta con el apoyo de los amigos y la familia, señala la WHF.


 


Entre los cambios sugeridos por la Fundación Mundial del Corazón se encuentran:


 



  • Animar a cada miembro de la familia a hacer comidas bien balanceadas que incluyan carne sin grasa, pescado, vegetales, leguminosas (cocinados al vapor, hervidos, a la parrilla y horneados), frutas y productos bajos en grasas.
  • Comer cinco porciones diarias de frutas y vegetales.
  • Beber agua, leche baja en grasa o fresca y jugos de frutas sin endulzar, en lugar de refrescos.
  • Incluir fruta y vegetales en los almuerzos escolares y meriendas de los niños, esta práctica puede sugerirse a los papás de los otros niños. Pedir que se incluyan temas de alimentación saludable en las clases.
  • No comer sal en exceso, especialmente la de la comida procesada.
  • Hacer ejercicio regular por 30 minutos cuando menos. Planear actividades al aire libre con la familia. 
  • Hacer de la casa un lugar libre de humo de tabaco. Evitar que los miembros de la familia fumen o estén expuestos al %u201Chumo de segunda mano%u201D.
  • Limitar el tiempo ante la televisión y la computadora, pues ambas propician el sedentarismo.
  • Consultar al médico si se sospecha estar en riesgo de una enfermedad cardiaca (si se tienen antecedentes familiares o se ha vivido entre varios factores de riesgo).


El Día Mundial del Corazón, a celebrarse el próximo 30 de septiembre, cuenta con el apoyo de la farmacéutica Sanofi Aventis y es una iniciativa original de la WHF, organismo no gubernamental con sede en Ginebra, Suiza, dedicado a la prevención y control de las enfermedades cardiacas y los accidentes cerebrovasculares. Actualmente, la fundación está constituida por 195 sociedades de cardiología; la SMC es su representante en nuestro país.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Fumar ocasiona riesgo para contagiarse de COVID- 19 y favorece el daño pulmonar grave.

LaSalud.mx.- Para impactar a diez millones de personas mediante la colocación de imágenes en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *