Un infarto puede incrementar el riesgo de diabetes

México D. F.- Es sabido que la diabetes incrementa el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, pero ahora, investigadores de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, sugieren que la relación también podría ser inversa, esto es, que un infarto aumente la posibilidad de padecer diabetes.


 


Para comprobar esta hipótesis, el grupo dirigido por el doctor Dariush Mozaffarian analizó a 8, 291 pacientes italianos con antecedentes de ataque cardiaco que hasta ese momento no habían presentado niveles altos de glucosa en la sangre.


 


Según detallan en la revista The Lancet, los investigadores se basaron en información de un estudio denominado GISSI-Prevenzione, dirigido a evaluar las bondades de la dieta mediterránea en la salud, y agregaron otras variables, como cuánto ejercicio hacían los pacientes y el tipo de medicamentos que tomaban, además de posibles riesgos cardiovasculares.


 


Por más de tres años se dio seguimiento a estos pacientes, tiempo durante el cual se comprobó que un 33 por ciento de ellos desarrolló diabetes o alteraciones en sus niveles de glucosa (prediabetes). Esta incidencia fue calificada como %u201Calta%u201D por los autores del estudio.


 


No obstante, no sólo el ataque al corazón fue determinante, pues otros factores, como la edad, hipertensión, un alto índice de masa corporal, cambios en la dieta y el tabaquismo, aumentaron el riesgo de diabetes.


 


%u201CEs poco probable que los infartos por sí mismos incrementen el riesgo de diabetes%u201D, aceptaron los científicos (pues desconocen las causas de la asociación), pero sugieren la existencia de un mecanismo que detrás de esta sintomatología.


 


Al respecto, el editorial que acompaña al artículo en la prestigiada revista británica, firmado por el doctor Lionel Opie, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), señala que %u201Cen los años 60 se definió al infarto como una reacción aguda de estrés precipitada, en parte, por una serie de cambios metabólicos%u201D.


 


Opie destaca que el estrés afecta a los niveles de azúcar presentes en sangre, por lo que, en su opinión, %u201Ces bastante lógico pensar que un episodio de estrés agudo, como el infarto, pueda provocar un aumento en el riesgo de desarrollar diabetes o un trastorno relacionado con la regulación de la glucosa%u201D. Aunque aclaró que también es necesario que el paciente tenga propensión a la enfermedad.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México, se estima que el 24.8% de los hombres y el 7.8% de las mujeres fuma

El tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible a nivel mundial, pero sus efectos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *