Explican por qué la neumonía provoca tantas muertes

México D. F.- La neumonía es una de las complicaciones más temidas por los médicos, pues en unas cuantas horas puede causar la muerte del paciente. La neumonía es una infección o una inflamación grave de los pulmones que provoca que los sacos de aire se llenen de pus y de líquido. Esto dificulta que el oxígeno llegue a la sangre.


 


Entre las personas con más riesgo de contraer la enfermedad se encuentran aquellas que tienen enfermedades crónicas, las que se están recuperando de enfermedades graves (la enfermedad suele atacar en hospitales), los mayores de 65 años y en general los pacientes con sistemas inmunes debilitados.


 


Ahora, investigadores estadounidenses aportan información muy valiosa sobre el mecanismo de la neumonía. %u201CDescubrimos un posible mecanismo y una posible solución para una neumonía altamente mortal%u201D, expresó uno de los participantes en el estudio, el doctor Jian-Dong Li, profesor de Microbiología e Inmunología del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Nueva York.


 


Estos científicos hallaron que la bacteria Streptococcus pneumoniae (causante de la enfermedad) secreta una toxina que provoca sangrado severo en los pulmones de algunos pacientes, lo que les causa la muerte en poco tiempo. Los antibióticos usados en el tratamiento estándar no afectan a la toxina, lo que explica por qué la neumonía causa tantas muertes.


 


Hasta el momento, se pensaba que la inflamación en los pulmones era lo que provocaba la muerte de los pacientes, pero el reciente estudio encontró que una toxina generada por la bacteria, denominada neumolisina, causa una hemorragia extendida en el tejido pulmonar.


 


Este hallazgo se hizo en los experimentos con ratones, pero pruebas realizadas en muestras de tejido humano, tomadas de pacientes que murieron por neumonía, lo confirmaron.


 


El doctor Li explicó que los antibióticos matan a la bacteria %u201Cabriéndola%u201D, lo que hace que se libere más neumolisina, sin embargo, también se encontró un posible antídoto: una proteína llamada inhibidor del activador de plasminógeno tipo 1, la cual, lanzada en las vías aéreas del paciente contrarrestaría la acción de la neumolisina.


 


De acuerdo con el investigador, el siguiente paso es diseñar una forma de imitar dicha proteína para hacer más sencilla su administración, así como mejorar su efectividad y lograr que tenga menos efectos secundarios.


 


El estudio fue publicado en la revista Immunity.

Acerca Redacción

También te puede interesar

El tabaco es uno de los factores de riesgo más comunes para desarrollar cáncer de pulmón

Oncologia.mx.– De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, en México el cáncer de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *