Anuncian cambios a la NOM para la atención del cáncer cérvico-uterino

México D. F.- El cáncer cérvico-uterino ocupa el primer lugar entre los tumores malignos que aquejan a la población femenina de México, de hecho también ocupa la primera posición como causa de muerte por cáncer en mujeres mayores de 25 años. La Secretaría de Salud considera a esta enfermedad como un problema de salud pública.


 


Este panorama obligó a que la Norma Oficial Mexicana NOM-014-SSA2-1994 para la prevención, detección, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica de este padecimiento fuera modificada.


 


En dicha Norma, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 31 de mayo, se considera que la educación para la salud, promoción, difusión e información de los factores de riesgo, así como la información para el autocuidado contribuyen a disminuir la morbilidad y mortalidad por cáncer cérvico-uterino, informó la Secretaría de Salud.


 


La nueva norma privilegia la realización del estudio citológico cervical o papanicolau, por lo que los programas que la promueven serán reforzados. El documento establece que la orientación-consejería se debe otorgar a toda mujer que solicite por primera vez la prueba de detección o que tenga un resultado positivo de cáncer.


 


Por lo que toca a la prevención primaria y secundaria, también se llevará a cabo por medio del papanicolaou, que es gratuito en las unidades médicas de las instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud. Las mujeres con reporte citológico de lesión de bajo y alto grado, deberán referirse a una clínica de colposcopía. En todo momento, el carácter privado y confidencial de la información otorgada por las pacientes estará garantizado.


 


La normativa plantea que durante la entrevista a las paciente, éstas deberán ser orientadas sobre su compromiso en el autocuidado de la salud y su participación en los factores de riesgo de la enfermedad: ser mujer de 25 a 64 años, inicio de relaciones sexuales antes de los 18 años, antecedente de enfermedades de transmisión sexual, infección cérvico vaginal por VPH, múltiples parejas sexuales, tabaquismo, desnutrición, deficiencia de antioxidantes, pacientes con inmunodeficiencias y, sobre todo, nunca haberse practicado un estudio citológico.


 


El %u201CPrograma Unico de Capacitación y Actualización para médicos generales, especialistas, citopatólogos y citotecnólogos%u201D, garantizará que el  personal de las instituciones de salud ofrezca un servicio de calidad, según las nuevas indicaciones.


 


La norma es de observancia obligatoria para todo el personal de salud de los sectores público, social y privado que realiza acciones de prevención, detección, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia del cáncer cérvico-uterino.

Acerca Redacción

También te puede interesar

En México 8.5 millones de personas padecen asma

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *