La apnea del sueño podría provocar muerte súbita o trombo-embolia

México D. F., 11 de abril (Redacción LaSalud.com.mx).- La apnea del sueño es  un trastorno en el que las personas dejan de respirar mientras duermen. Existen dos modalidades de este padecimiento: la obstructiva y la central. La primera, tiene que ver con la dificultad respiratoria a nivel de la vía aérea superior o de la estructura maxilo-facial, esto es, no entra aire suficiente a los pulmones, lo que provoca que la persona ronque y deje de respirar parcial o totalmente durante las horas de sueño.


La segunda variante, aunque menos frecuente, es de cuidado, pues implica una disfunción del sistema nervioso central, que impide que el cerebro mande la señal para respirar. Por ello, una detección oportuna de la apnea del sueño puede prevenir los riesgos de muerte súbita, infarto y trombo-embolia a nivel cerebral, además de otras complicaciones del aparato cardiovascular y secuelas neurológicas.


La doctora María Dolores Ochoa Vázquez, encargada de la Clínica del sueño ubicada en el servicio de neumología del Centro Médico Nacional %u201CLa Raza%u201D, explicó que este trastorno es muy peligroso, pues la persona que lo padece prácticamente deja de respirar, lo que ello conlleva el peligro de muerte. Agregó que también pueden presentarse complicaciones en el aparato cardiovascular, pues éste requiere oxígeno para funcionar, y el estrés al que se somete en las noches por dejar de respirar es muy intenso, lo cual genera un riesgo de infarto y alteraciones en el ritmo cardiaco.


La especialista añadió que los pacientes con apnea del sueño pueden desarrollar poliglobulia (elevación de los glóbulos rojos), lo que provoca que la sangre se vuelva viscosa y espesa, con probabilidad de formar trombos, los cuales pueden desencadenar una embolia en cualquier parte del cuerpo, como una trombo-embolia pulmonar que cause la muerte súbita, o bien un problema de trombo a nivel cerebral, con secuelas neurológicas.


Además del servicio mencionado, el IMSS cuenta con clínicas del sueño  en el Hospital Regional No. 1 y en los generales de zona 72 y 192, en ellas, se realizan una serie de estudios, como las polisomnografías, los cuales permiten identificar qué tipo de apnea aqueja a los pacientes y el nivel en que se encuentra la obstrucción para brindar un tratamiento adecuado.


La doctora Ochoa informó que en la clínica a su cargo se atiende aproximadamente a 150 pacientes en consulta externa y se practican 90 estudios al mes. Detalló que reciben pacientes con alto grado de morbilidad en relación a la obesidad y los trastornos metabólicos, para quienes el mejor tratamiento es la ventilación con presión positiva nocturna, tratamiento que consiste en un equipo que envía aire a presión y vence la obstrucción que se genera a nivel de la vía aérea superior.


Añadió que aquellos pacientes con algún trastorno estructural, como adenoides en niños, amígdalas ó implantación baja del velo del paladar, pueden resolverlo con tratamiento quirúrgico de otorrinolaringología, al igual que las personas con alteraciones en el macizo facial.



Las medidas más recomendables para prevenir este tipo de problemas son, de acuerdo con la doctora Ochoa Vázquez: mantener un peso ideal y atender adecuadamente padecimientos como la adenoiditis, amigdalitis, rinitis crónica y sinusitis.




 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Suprema corte declara inconstitucional prohibición de cigarros electrónicos

Durante la sesión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) del martes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *