¿Sabía que los padecimientos de las uñas deben ser atendidos por el dermatólogo?

México D. F. 24 de febrero (Redacción LaSalud.com.mx).- ¿Cuántos de ustedes, estimados lectores, sabían que los encargados de atender las enfermedades de las uñas son los dermatólogos?

La costumbre y la falta de información nos han llevado a pensar que la dermatología se ocupa únicamente de la piel. Sin embargo, como explicó la doctora Addy Gladys Arceo Núñez, miembro de la Fundación Mexicana para la Dermatología, A. C. (FMD), dicha especialidad abarca también los padecimientos de las mucosas y sus anexos, es decir, las estructuras derivadas embriológicamente de la piel, como el pelo y las uñas.

Se llama onicopatías, o enfermedades ungueales, a cualquier alteración que involucre a las uñas. Existen muchos tipos de estos padecimientos, pero los más frecuentes son los derivados de golpes o deformaciones provocadas por el hábito de mordérselas (traumáticos); los infecciosos (causados por hongos, bacterias o virus), y los tóxicos.

Existen diferentes condiciones que provocan manifestaciones anormales en las uñas. Estas enfermedades se clasifican en sistémicas (relacionadas con padecimientos cardiacos y pulmonares, por ejemplo), genéticas (como la displasia ectodérmica, que además de las uñas afecta el desarrollo del cabello, glándulas sudoríparas y dientes), tumorales e inflamatorias.

En el marco de la Campaña ¡Cuídate, infórmate!, impulsada por la FMD, y apoyada por los laboratorios Darier, Fedele e Intendis, la doctora Arceo, abundó sobre las enfermedades que atacan a las uñas. Las infecciones bacterianas se manifiestan a través de cambios de coloración, pústulas y dolor.

Las infecciones causadas por hongos (onicomicosis) afectan por lo general a las personas de entre  20 y 40 años. El 70 por ciento de los casos se presentan en las uñas de de los pies. Los síntomas son los cambios de coloración, que las vuelven opacas o las tornan amarillentas, marrón o grises; y el engrosamiento.

Este tipo de afecciones son favorecidas por el uso de calzado cerrado y la exposición en lugares públicos, como piscinas, baños públicos, hoteles o clubes deportivos. En ocasiones las infecciones por hongos van acompañadas por infecciones de la piel como la tiña (pie de atleta).

Dentro de las infecciones virales se encuentran las verrugas, que forman engrosamientos parecidos a los callos alrededor de las uñas y son contagiosas. Entre las enfermedades inflamatorias destacan la psoriasis y el liquen plano.

La doctora agregó que en muchas ocasiones en las uñas se manifiestan cambios que reflejan enfermedades cardiacas o pulmonares, como la cianosis, o color azuloso por falta de oxígeno, o los cambios en la forma, como los llamados “dedos en forma de palillo de tambor”.

Algunas otras enfermedades pueden ser producto de la ingesta de ciertos medicamentos, tumores, malformaciones congénitas o adquiridas, como las uñas encarnadas.

Algo sobre las uñas:

• Son láminas de queratina. Se sitúan en los extremos de los dedos de las manos y pies protegiéndolos y embelleciéndolos.

• Sirven para hacer precisión de objetos (como cuando se abotonan las prendas) y para ejercer presión de pequeñas cosas o el rascado.

• Pertenecen a uno de los órganos sensitivos y más importantes: la punta de los dedos. Son elementos de relevancia para la comunicación interpersonal en diferentes niveles psico-sociológicos.

• Las uñas sanas pueden tener forma ovalada y de color parcialmente rosado, las de las manos crecen de 4 a 5 veces más rápido que las uñas de los pies. En verano crecen más que en invierno. 

Opina Opina

Acerca Redacción

También te puede interesar

El tabaco es uno de los factores de riesgo más comunes para desarrollar cáncer de pulmón

Oncologia.mx.– De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, en México el cáncer de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *