La OMS declara la guerra a las enfermedades respiratorias

Pekín, 28 mar (EFE).- "Mejorar la salud de los pulmones del mundo y hacer realidad el derecho a respirar libremente" es la misión de GARD, una alianza voluntaria de 41 organizaciones, instituciones y agencias de todo el mundo, bajo el liderazgo de la OMS.
Las enfermedades respiratorias crónicas "se identifican con dificultad, se diagnostican mal, se tratan poco y se previenen menos", explicó la científica estadounidense Suzanne Hurd.

En total, la OMS calcula que 300 millones de personas en el mundo sufren asma, 80 millones enfermedades obstructivas pulmonares crónicas y muchos más rinitis alérgica y otros desórdenes respiratorios permanentes.

Sólo en el año 2005, cuatro millones de personas murieron por enfermedades respiratorias que podrían haber sido prevenidas o curadas, más del 80 por ciento de ellas en países en vías de desarrollo.

Y la situación podría estar a punto de empeorar, si no se reacciona a tiempo, advirtió la OMS, que teme un aumento del 30 por ciento en los próximos diez años.

"Hay que tomar medidas urgentes. Tenemos que hacer todavía más", opinó Henk Bekedam, representante de la OMS en China.
Este país es ejemplo de la dramática situación, con 1,5 millones de personas muertas cada año por este tipo de males, debido al consumo de tabaco, a la combustión de madera y otros combustibles dentro de las viviendas, y a la contaminación atmosférica.

El tabaco es el primer factor de riesgo para cualquier enfermedad respiratoria, y el gobierno "debería hacer más para prohibirlo", según Bekedam, quien dirige los esfuerzos de la OMS en China, un país con 320 millones de fumadores.

El gigante asiático es también un ejemplo de lo mal que se diagnostican y se tratan estas enfermedades, con reiteradas visitas a urgencias del 80 por ciento de los pacientes y un coste que supera la mitad de los ingresos medios anuales per cápita (900 dólares estadounidenses de gasto, frente a 1.800 dólares de ingresos).

"Fui al médico y me tomaron el pelo. Luego me mandaron al especialista, y también me timaron. Recomiendo a cualquier enfermo que vaya a un hospital grande y se informe antes de comprar todas las medicinas que le recetan", declaró durante la sesión de inauguración un anciano de 68 años que llevaba cinco luchando contra el asma.

El alto coste de las medicinas es otro escollo en el combate de las enfermedades respiratorias crónicas. "Es inaceptable que existan medicinas para el tratamiento, pero que la gente no puede acceder a ellas porque no puede pagarlas", argumentó Bekedam.

La OMS negocia con seis empresas farmacéuticas la fabricación de grandes cantidades de las dos medicinas básicas para tratar el asma -inhaladores de esteroides y salbutamol- a precios asequibles.

"Los precios bajarían de 50 dólares al mes a 30 dólares al año. El año próximo estarán disponibles en todos los países", declaró a EFE la profesora Nadia Ait-Khaled, directora de la División de Asma de la OMS.

"Dos dólares al mes es algo que puede permitirse la mayoría de la gente", explicó, para señalar que esta medida, en sí, ayudará a millones de asmáticos a tratarse en todo el mundo y ahorrará costes desorbitados a sus familias.

Tanto en Asia como en América Latina se concentran una gran cantidad de nuevos enfermos de asma y alergias, recordó, pero no disponen del mismo acceso que los europeos a servicios sanitarios integrados y baratos.

Al mismo tiempo, la OMS intenta mejorar la prevención, con campañas de información ciudadana, sobre todo, contra el tabaquismo.

En Irlanda, el primer país que prohibió fumar en lugares públicos, el consumo se redujo un 25 por ciento entre los dos años anteriores a la aprobación de la ley, en los que se generó un gran debate, y los dos años posteriores, lo que animó a la OMS a concluir que "las prohibiciones funcionan". 

Acerca Redacción

También te puede interesar

La influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México

LaSalud.mx.- La influenza sigue siendo una preocupación de salud pública en México. De acuerdo con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *